El tema de la creciente inseguridad en México es fundamental para quien resulte electo presidente.

De hecho, lo es para todos los países del mundo. La inseguridad es creciente y puede afirmarse que tiene un denominador común: el terrorismo, del que prácticamente nadie está exento.

Pero en general, la inseguridad es creciente y su atención y abatimiento es un reto para todos los gobiernos.

En la actualidad, la inseguridad tiene que enfrentarse con mucho más que cuerpos policiacos, en términos numéricos.

En todo caso tiene que ver con cuerpos policiacos cada vez más especializados en el manejo de la tecnología.

La lucha contra la inseguridad debe plantearse cada vez más, desde el plano tecnológico.

La inseguridad tiene que ver con conceptos complejos y sofisticados como son: el big data, Analytics, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Telecomunicaciones y Banda Ancha, entre otros.

Hace unos días estuvo en México Paul Steinberg, el chief technology officer de Motorola, compañía que cumple 90 años en el mundo y casi 60 años de operación en México. El año pasado registró 6.4 billones de dólares, de ingresos en dólares.

Tuve la oportunidad de platicar con él y me dijo que desde su experiencia todos los países tienen que avanzar hacia un modelo de seguridad mucho más económico, en términos de mayor eficiencia y eficacia.

Y eso sólo se puede lograr a través de sistemas tecnológicos de vanguardia.

Steinberg tiene claro que los gobiernos deben orientar sus esfuerzos hacia la “inteligencia de misión crítica” como resume al ecosistema que interconecta a la policía con la tecnología, el video, el análisis de los datos por las máquinas, el aprendizaje de éstas y la inteligencia artificial.

Lo expone en términos sencillos: es como el proceso en la industria del petróleo: los datos son como el petróleo crudo; el proceso de refinación, son los analíticos; y la generación de productos, equivalen a la inteligencia que se está creando.

Refiere que los datos son impresionantes. En el mundo se generan entre 15 y 20 zettabytes (equivale a un 1 con 21 ceros) de información; una cifra difícil de asimilar.

La generación de información está creciendo exponencialmente. Los seres humanos producimos más información que lo que podemos consumir.

Y la fuente de mayor generación de datos es el video; producimos más video de lo que cualquier ser humano puede ver.

Por eso la tecnología avanza hacia las máquinas que aprenden a identificar lo que “ven” y al análisis sistematizado de los datos.

México tiene la gran ventaja de la Red Compartida (cuya operación está a cargo de Alta Redes), porque permitirá operar a los sistemas de tecnología avanzada a través de su banda ancha.

El gobierno mexicano tiene que tomar la mejor decisión para seleccionar la mejor tecnología que le permita la mayor interoperabilidad y competencia.

De lo que no tiene duda Steinberg es que México, como el resto del mundo, tiene que avanzar hacia un sistema de seguridad mucho más económico en términos de eficiencia y eficacia.

Atisbos

CAPITALES. Colocar a Infonavit en la Bolsa Mexicana de Valores es una posibilidad que se debería experimentar, dijo el director de la financiera de vivienda más importante de Latinoamérica, David Penchyna.

“Creo que los sectores que son la vida misma del instituto deben tomar esta decisión; fortalecer el gobierno corporativo y arriesgarse con sensatez y prudencia”, comentó.

Infonavit, hay que recordarlo, es la institución público-privada que más hipotecas financia en México.

De acuerdo con información del organismo, en el 2017 Infonavit entregó 533,800 créditos, 68,000 más respecto de la meta original, con una derrama económica superior de 80,000 millones de pesos.

A la fecha, durante este sexenio ha entregado 3.1 millones de créditos y calcula llegar a 3.5 millones.

Ha derramado en crédito más de 1 billón de pesos. Pero lo más importante es que lo ha hecho con una cartera sana y bien administrada.

El órgano sin duda es hoy más fuerte financieramente y más transparente. Pero tiene retos importantes: más de 16 millones de derechohabientes no cuentan con un crédito y la demanda potencial que se avizora con la reforma laboral seguirá creciendo.

Por eso, la colocación de Infonavit en la BMV es una posibilidad que deberían analizar con seriedad los sectores obrero, patronal y gubernamental, que integran al organismo tripartita.

Por otra parte, el reelecto presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles, José Méndez Fabre, se ha pronunciado a favor de la colocación en el mercado de capitales a organismos como Infonavit, el AICM y Pemex.

La colocación de Infonavit en el mercado bursátil sería una decisión ganar-ganar para todos: el organismo ganaría con más capital y más transparencia; los trabajadores tendrían todavía más créditos; y, las bolsas (porque hay que recordar que es inminente el inicio de operación de la Bolsa Institucional de Valores), tendrían una poderosa emisora. ¡A ver!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.