La industria de las telecomunicaciones en México tiene hoy un valor estimado que ronda los 100,000 millones de dólares.

El sector como tal tiene un valor de alrededor de 35,000 millones de dólares y realiza exportaciones por 60,000 millones de dólares, que en conjunto suman 95,000 millones de dólares.

El sector de las telecomunicaciones y la electrónica en México está avanzando y el resultado es evidente: por varios años, la industria de las telecomunicaciones ha crecido a tasas de doble dígito y la de la electrónica observa tasas del doble al cuádruple de la que observa el Producto Interno Bruto (PIB).

México ocupa hoy el cuarto lugar a nivel mundial, detrás de India, Filipinas y China.

Y el objetivo es desplazar, para el primer cuatrimestre del 2013, a Filipinas y avanzar hasta el tercer lugar, después de India y China.

Hacia una economía digital

Las políticas que el gobierno ha aplicado para impulsar a los sectores relacionados con las telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información (TI), sin duda, han sido positivas.

Pero lo serían todavía más si se aplicara una política de Estado que coordinara y promoviera el avance de México hacia una economía digital.

Y para ello, entre otras 112 acciones, la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), que preside Santiago Gutiérrez Fernández, propone al gobierno mexicano la creación de la Secretaría de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).

La nueva Secretaría de Tecnologías de la Información absorbería entre otras instancias de gobierno a la actual subsecretaría de Comunicaciones, que encabeza Héctor Olavarría.

México, cuarto en el ranking mundial

Lo que se ha hecho hasta ahora han sido programas muy exitosos pero, al mismo tiempo, son iniciativas que no aprovechan las sinergias entre ellas. Por ejemplo el programa Prosoft que lleva 10 años y ha convertido a Guadalajara en una especie de Silicon Valley, con inversiones anuales de entre 600 millones y 800 millones de pesos para promover empresas de TI.

Se trata, sin duda, de un caso de éxito que ha ayudado a que México se convierta en el cuarto lugar mundial en el ranking de proveedores de servicios.

Las exportaciones de servicios relacionados que realizaba México en el 2000 eran del orden de 150 millones de dólares; esa cantidad, al cierre del 2011 alcanzó, la cifra de 4,500 millones de dólares.

Son servicios de alto valor agregado, como el desarrollo de software especializado, data center, call center y back up, entre otras.

Con tales exportaciones, México se distingue de India, por ejemplo, en que los servicios mexicanos contienen un mucho mayor valor agregado .

Tan solo por mencionar un ejemplo, la empresa HP mantiene todo el proceso de su nómina en América en Guadalajara, en virtud de lo que se conoce como el Business Process Outsourcing.

Pero hay muchos otros ejemplos en los que se apoya a industrias tan importantes, como la automotriz, aeronáutica y médica.

En India se realizan proyectos masivos y en México se producen proyectos de alto valor agregado, de mayor complejidad.

Por eso sería deseable que hubiera una Secretaría de TICs que procure y fomente la coordinación y aproveche las sinergias de los programas existentes, más los que se generen.

Banda ancha, el reto

Un reto fundamental para México es incrementar la penetración de la banda ancha, que actualmente apenas alcanza 11% y que, por ende, lo coloca 14 puntos porcentuales por debajo del promedio que registran los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, entre los cuales el índice de penetración es de 26 por ciento.

México está todavía mucho más lejos del promedio de los países más desarrollados, entre los desarrollados, cuyo índice de penetración promedia es de 42 por ciento.

En México el crecimiento de la penetración en banda ancha ha sido muy importante. Tan sólo hay que mencionara que Telmex tiene 8 millones de conexiones de banda ancha. Los cableros han crecido a una tasa de 40% anual.

Sin embargo, en términos de país, en materia de penetración de banda ancha estamos muy lejos aún de la meta que se autoimpuso el gobierno federal.

La meta era llegar a 22% para el cierre del 2012 y apenas estamos rondando 11 por ciento.

Para dar un salto mucho más agresivo en cobertura de banda ancha, se requiere que el gobierno mexicano licite más espectro radioeléctrico y que lleve más fibra al nodo; probablemente el gobierno en breve lleve fibra a 200 municipios grises del país.

El gobierno ya anunció facilidades para inversionistas interesados a través de las Asociaciones Público-Privadas y la aplicación de subsidios gubernamentales.

CUENTOS VERAS

Tal vez antes de que entre en vigor la veda obligada por tiempos electorales, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, anuncie la Agenda Digital y muy posiblemente incluya algunas de las 112 acciones que propuso Canieti. A ver.

Twitter: @marco_mares