Santander México, uno de los tres mayores bancos del país, propondrá a sus dueños deslistar sus acciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el Registro Nacional de Valores, como parte del proceso por el que su matriz está buscando quedarse con el 100% de su capital social.

En la asamblea a la que convocó el próximo 9 de junio, el banco dijo que propondrá el pago de un dividendo por un monto y con fecha de pago que será determinado en la reunión.

La aprobación del desliste se ejecutaría en caso que Banco Santander, el banco más grande de España, logre comprar 8.3% del capital del banco mexicano que aún está en manos de inversionistas minoritarios.

La institución europea planea invertir hasta 648 millones de dólares en su segundo intento por comprar la totalidad de Santander México, un movimiento que beneficiaría sus indicadores consolidados de capital y rentabilidad.

Banco Santander ofreció en su segunda oferta pagar 24 pesos por acción, sin embargo, ante el pago de un dividendo, como se propondrá en la asamblea, el monto de la distribución será descontado del precio por título.

Fideicomiso Hipotecario, un fideicomiso de inversión especializado en portafolios hipotecarios, dijo que el próximo 18 de mayo se cambiará a la Bolsa Institucional de Valores (Biva), después de haber recibido la opinión favorable para cambiar su listado de acciones y bonos en dicho centro bursátil.

El Fideicomiso Hipotecario cotiza con sus certificados bursátiles fiduciarios FHIPO 14, además de otras emisiones de deuda, en la Bolsa Mexicana de Valores desde noviembre de 2014.

La compañía decidió mudarse a Biva, por la experiencia que han tenido en emisiones realizadas previamente en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)

El fideicomiso emitió en Biva certificados bursátiles fiduciarios por un monto de dos mil 500 millones de pesos (124 millones de dólares en su momento), con vigencia a 30 años, en diciembre de 2020.

El gigante surcoreano de la electrónica Samsung no tendrá presencia física en el Congreso Mundial del Móvil de Barcelona (MWC), a finales de junio, para proteger la salud de sus trabajadores del Covid-19.

Por contra, Samsung participará telematicamente en el evento, previsto del 28 de junio al 1 de julio, en el que el grupo surcoreano suele ser uno de los principales expositores con espectaculares presentaciones de sus nuevos productos.

El MWC de Barcelona, el gran encuentro del sector de las telecomunicaciones, fue anulado en 2020 por la pandemia del Covid-19 después de que numerosos participantes desertaran.

Para 2021, los organizadores decidieron retrasarlo de febrero a junio por la situación sanitaria, pero apostaron por mantener parte del programa en formato presencial con fuertes medidas de prevención.

El número de participantes se limitó a 50,000, lejos de los 100,000 congregados en ediciones anteriores. Por ahora, los organizadores no comunicaron el número real de personas ya inscritas.

El salón CES de Las Vegas, otra gran cita anual del mundo tecnológica, tuvo lugar en enero en un formato completamente virtual.

Una autoridad alemana de protección de datos personales ordenó a Facebook suspender durante tres meses la utilización de los datos que le transfiera el servicio de mensajería WhatsApp, tras una polémica modificación de las condiciones de confidencialidad de esta plataforma.

La autoridad de protección de datos de Hamburgo emitió la orden "que prohíbe a Facebook Ireland procesar los datos personales de WhatsApp en la medida en que sea utilizado para sus propios fines".

Johannes Caspar, jefe del regulador alemán, estima que esa decisión "tiene como objetivo preservar los derechos y libertades de millones de usuarios que otorgan su consentimiento a las condiciones de utilización en toda Alemania".

Durante esos tres meses, la agencia alemana transmitirá el caso al Comité europeo de protección de datos, órgano competente dentro de la Unión Europea.

WhatsApp se vio obligado a anunciar un nuevo aplazamiento de la aplicación estricta de esas nuevas reglas de privacidad que, según los críticos, podría ampliar la recopilación de datos de sus 2,000 millones de usuarios en todo el mundo.