Mal y de malas

Quien al parecer no pasó un 2016 nada bueno y para quien el 2017 pinta bastante complicado es una de las cadenas minoristas más famosas en toda América del Norte.

Se trata de Sears, que comenta Edward Lampert que podría vender más sucursales, eliminar más empleos y poner a la venta más de sus marcas famosas como parte de su plan para reducir gastos.

Información indica que la compañía, que también es propietaria de Kmart, busca reducir gastos por al menos 1,000 millones de dólares al año, además de que sumaría 140 millones de dólares en liquidez a través de la reestructuración de su deuda, lo que le dará más espacio para respirar.

La cadena minorista, con sede en Hoffman Estates, Illinois, que ha perdido dinero durante años, detalló que las ventas en mismas tiendas durante la época de fin de año fueron un poco mejores de lo que esperaban los analistas.

La situación es de máxima importancia, ya que las acciones de Sears Holding Corp. han bajado 40% este año... pero subieron 30% el viernes anterior.

El punto positivo es que, al menos, ¡Sears se entiende!

No les quita el sueño

En tiempos de volatilidad, incertidumbre y muchos, pero muchos problemas, las fusiones y adquisiciones no paran y se dan en todos los ámbitos.

Resulta que la compañía británica Reckitt Benckiser, que comanda Rakesh Kapoor, comprará la fabricante estadounidense de leche de fórmula para bebés Mead Johnson, que aún encabeza Kasper Jakobsen, por la pírrica cantidad de 16,600 millones de dólares, en una operación que ayudará a la empresa a crecer en China.

Reckitt Benckiser, que produce varios productos, desde preservativos a Lysol, ofreció 90 dólares por acción de Mead Johnson o unos 16,600 millones de dólares en total, lo que equivale a un 29% más que el precio de cierre de los títulos de Mead Johnson el 1 de febrero, antes de que la adquisición comenzara a comentarse de forma pública.

El valor total de la transacción es de 17,900 millones de dólares, incluida la deuda neta de Mead Johnson.

Mead Johnson, con sede en Glenview, Illinois, fabrica la leche de fórmula Enfamil y otras bebidas para niños y bebés.

La transacción refuerza la posición de Reckitt en mercados en desarrollo , ya que China se convertiría en su segundo mercado más grande.

¡Se vende, se vendeeeee!

Más allá de la frontera

La noticia es que la sofom regulada Adamantine, que preside Antonio Dávila Barberena, se internacionaliza al asociarse con la International Finance Corporation (IFC) del Banco Mundial por un monto de 150 millones de dólares, para constituir una compañía que se dedica a adquirir carteras de créditos al consumo e hipotecarios en México y en 12 países del Caribe en el marco del Programa de alivio para activos en problemas del propio IFC.

Desde el año 2000, Adamantine administra activos hipotecarios, inmobiliarios y financieros, y actualmente cuenta con una cartera superior a los 27 mil millones de pesos, además de ofrecer créditos puente a desarrolladores de vivienda y realizar diversas operaciones especializadas en el sector inmobiliario mexicano.

¿Cuánto aguantarán?

Con la novedad de que, a pesar de que los precios actuales de productos en diversas industrias son insostenibles, algunos empresarios hacen circo, maroma y teatro para controlar de una u otra forma los precios de sus productos.

Es el caso de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, que encabeza Manuel Herrera Vega, reconoció que se enfrenta una situación muy difícil para las empresas industriales, ya que sus costos avanzan a un ritmo que supera considerablemente el dinamismo de los precios al consumidor.

La Concamin destacó que lo realizado demuestra el compromiso de los industriales del país a favor de la estabilidad económica y el apego del sector industrial mexicano al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. ¿A poco ha servido de algo?

Sin embargo, la Confederación reconoció que el impacto proveniente del incremento en los precios de los energéticos (gasolinas, diesel, electricidad y gas) y la depreciación acumulada del peso en los últimos 12 meses, ha complicado la capacidad de las empresas para mantener a raya sus costos y evitar el ajuste en los precios de sus productos. O sea, sí aguantan, pero no mucho.

La Concamin reiteró su disposición para evitar incrementos injustificados de precios, por lo que confirmó su interés por mantener, en la medida de lo posible, el empleo y la inversión que requiere el país, especialmente ahora.

Además, el aumento en la tasa de Interés Interbancaria en 50 puntos base elevará el costo de dinero para el sector financiero y los usuarios del crédito bancario, agregando una presión adicional a las empresas que contrataron financiamiento a tasa variable y complicando el fondeo de los planes de inversión de aquellas unidades industriales que estaban por acudir a la banca en busca de recursos para ampliar o modernizar sus operaciones o cubrir sus necesidades de capital de trabajo.

Bajo esta visión, sólo queda decir: ¡Gracias Concamin, no saben cómo se los agradecemos!