Las cifras mandan Y las cifras nos dicen que al cerrar el primer cuatrimestre del año se registra 24% de avance respecto de la meta establecida por el gobierno federal para créditos y subsidios a la vivienda.

Si analizamos la cifra, resulta que el avance en cuanto al número de créditos y subsidios otorgados es de 24.7% y de 24.3% en materia de inversión; es decir, el monto de operación promedio es básicamente el esperado.

Y suena bien, el hecho de que a una cuarta parte del año corresponda un avance equivalente en la producción del sector vivienda, más aún, si tomamos en cuenta que históricamente, los mejores números del mismo se registran en los segundos semestres. ¿Pero cómo se alcanza este resultado? Se alcanza fundamentalmente porque Infonavit y Fovissste siguen siendo los motores del sector, con avances en sus programas de crédito de 29 y 22.6%, respectivamente, en el número de operaciones, y de 31.6 y 20.2% en lo que atañe a inversión.

Y destaca también el desempeño de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), que registra avances de 29 y 31.6%, respectivamente, en cuanto a operaciones e inversión en su programa de subsidios.

En contraste, las demás figuras que otorgan créditos o subsidios para vivienda, incluyendo a bancos, sofoles-sofomes y organismos estatales de vivienda (orevis), reportan avances que van de 8.4 a 14.8% en cuanto al numero de operaciones, y de 10.9 a 17.5% en lo que respecta a inversión.

Hay tres cosas a considerar:

1- Infonavit, Fovissste y Conavi aportan 773,000 créditos y subsidios a la meta anual, que es de 1 millón 102,843 acciones, por lo que debe ser tomado como una buena señal, el que transcurrida la cuarta parte del año, los tres organismos, que juntos representan más de 70% del Plan Nacional de Vivienda 2010, reporten avances superiores a 25 por ciento.

2- Hay que considerar muchas cosas respecto del grupo de instancias con rezagos; se encuentra el caso de las sofoles-sofomes, que siguen sin acceso a fuentes claras de fondeo; el de la banca, que lo único que requiere es vencer la desconfianza del mercado; de los orevis, que buscan homologar su forma de operar, y el del Fonhapo, que si bien apenas reporta 8.4% de avance, el hecho es que tradicionalmente apenas empezaba a operar en el segundo semestre del año.

3- De acuerdo con las cosechas del sector, cabe esperar que el segundo semestre permita recuperar el paso a los rezagados, con la única posible excepción de las sofoles-sofomes, de modo que al finalizar el ejercicio se logre cumplir la meta anual.

Un tema fundamental es el que tiene que ver con la falta de financiamiento a la producción registrado en los dos años recientes, y el consecuente retroceso en los inventarios de vivienda. A este respecto, aunque incipientes, empieza a haber señales que hablan de que la recuperación ya inició

En los primeros cuatro meses de este año, se otorgaron 225 créditos puente, que representan una inversión de 10,613 millones de pesos, y se traducen en 46,628 viviendas, cifra que marca un incremento de 12.5%, respecto del mismo periodo del año anterior, en el que se otorgaron 200 financiamientos, por un total de 7,172 millones de pesos, para apoyar la producción de 31,757 unidades.

La cifra revela que de los 225 puentes, 163 fueron otorgados por bancos y 62 por sofoles-sofomes, contrastando con lo que pasó en el año anterior, en que de 200 créditos, 126 fueron de bancos y 74 de sofoles-sofomes.

En lo que respecta a los inventarios, al cerrar el primer cuatrimestre del 2010 se reportan 347,647 viviendas, lo que marca ya una recuperación en relación con el 2009 y el 2008, en que este indicador se ubicaba respectivamente en 301,086 y 315,815 unidades.

Por último, en lo que respecta a inicios de obra todavía queda mucho por hacer, ya que si en los primeros cuatro meses del 2008, se empezaron a construir 223,205 viviendas -cifra histórica por cierto-, en el mismo periodo del 2009 y el 2010 este rubro se ubicó en 126,205 y 158,020, respectivamente.

Es decir, en materia de inicio de proyectos vamos 25% arriba respecto del año anterior, pero todavía 29% por debajo del 2008.

Percepción o realidad. ¿Seguimos en crisis o ya empezó la recuperación?