La que acudió al mercado para obtener financiamiento para hacer adquisiciones fue la desarrolladora de inmuebles industriales Finsa. Resulta que recibió un crédito sindicado sostenible por 135 millones de dólares a cinco años.

Los recursos serán para comparar un portafolio de naves industriales en el parque industrial Oradel, Nuevo Laredo, Tamaulipas, a través del fideicomiso Finsa Portafolios III.

BBVA México, quien fungió como agente estructurador y sostenible de la transacción, detalló que el nuevo portafolio de la desarrolladora consiste en 12 edificios y dos terrenos, los cuales se encuentran en una de las rutas estratégicas de Tamaulipas para conectar la zona este de Estados Unidos con México y sus principales puertos marítimos de conexión internacional.

El crédito incluyó un indicador de sostenibilidad que permitirá dar seguimiento a las metas medioambientales de la desarrolladora de naves y parques industriales, a través de la opinión de la agencia consultora Valora Sostenibilidad e Innovación. 

John Elkann, vástago de la familia italiana Agnelli, ha estado explorando una posible unión con el diseñador de moda Giorgio Armani como parte de un plan para construir un conglomerado de lujo eventualmente anclado alrededor de Ferrari.

Elkann, que preside el grupo automovilístico franco-italiano Stellantis, ofreció comprar una parte minoritaria en la casa de Armani, pero su último avance fue rechazado este mes.

La operación habría situado a los Agnelli como jugadores de primer orden en la industria de la moda junto a los Arnault y los Pinault en Francia.

Las conversaciones con Armani, valorada por los analistas en 6,000 millones de euros, no avanzaron por la reticencia del diseñador a vender, dijeron dos fuentes, que añadieron que las conversaciones eran informales.

Un posible acuerdo con Armani se realizaría a través de la firma de inversión Exor o del fabricante de automóviles Ferrari , controlado por Exor, pero la última oferta de Elkann fue rechazada.

El movimiento refleja los esfuerzos de los fundadores de Fiat Chrysler -que poseen el 53% de Exor- para ir más allá de la industria del automóvil y aumentar su exposición en el mercado de lujo después de una serie de recientes inversiones.

Los bancos de Wall Street están vendiendo deuda vinculada a oficinas de alta calidad en Manhattan, debido a la demanda de inversionistas.

Goldman Sachs Group, Deutsche Bank y BMO Capital Markets se vieron beneficiados gracias a esto y se fijaron a precio de 316 millones de dólares respaldado por hipotecas comerciales.