De la oficina del representante comercial de Estados Unidos, el principal negociador norteamericano para el TLCAN, se produjo una “filtración”, la cual se parece mucho a una táctica de The art of the deal para confundir al adversario.

Las fuentes afirman que a la propuesta norteamericana para aprobar un “Nafta Light” no hay respuesta de México, pues, dicen, uno de los negociadores mexicanos está a favor, pero otro está en contra.

Quizá, como se dijo, se trata de confundir, quizá sembrar cizaña en la delegación mexicana, el hecho es que aquí hay quienes opinan que el negociador intransigente es Ildefonso Guajardo, quien bien puede responderle a Luis Videgaray aquello de “nos quieren dividir”.

Sexenio es la etapa de incredulidad

Todos los sexenios empiezan siempre con un bono de confianza. Así arrancó el sexenio del presidente Peña Nieto, sobre todo, luego de la firma del Pacto por México que generó una gran esperanza y respaldo.

Sin embargo, como dijo el italiano Giulio Andreotti, el ejercicio del poder desgasta y, como todos los sexenios, a cinco semanas de la elección presidencial, el régimen ya enfrenta la incredulidad de las ciudadanas y ciudadanos.

Es una etapa que pone a prueba el temple de los inquilinos de Palacio Nacional, porque es en la que nadie quiere creerles nada. Y dice el viejo refrán: “Cuando no se quiere creer, no hay verdad que valga”.

Hoy, hora de sumar ¿y la de restar?

El candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ha aplicado para su campaña una vieja fórmula de las campañas presidenciales priistas, aquella que sostenía que la campaña es la hora de sumar.

Si, como dicen algunos “predictores”, el tabasqueño fuera el triunfador de las elecciones del próximo 1 de julio, entonces tendrá que asumir el rol siempre difícil de tachar nombres de la lista de prospectos para su gobierno.

En tal eventualidad, no dude que muchos que se han subido entusiasmados al “tren de la regeneración nacional” sufrirán una gran desilusión, pues la segunda parte de la práctica priista es que, pasada la elección, llegó la hora de restar.

NOTAS EN REMOLINO

Aunque hay rezongos porque las autoridades mantienen un gran hermetismo sobre cómo va la investigación sobre los ciberataques al sistema de pagos, el hecho es que al haber iniciado la Procuraduría General de la República una averiguación formal, hay obligación legal para mantener el sigilo... No debe exagerar el candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya, en sus promesas para terminar con la violencia, pues eso de ofrecerles a los jaliscienses que “con la alternancia llegará la paz” ya raya en compromiso de taumaturgo... De pronto parece que el acercamiento del respetado publicista Carlos Alazraki a la campaña de José Antonio Meade ha provocado inquietudes. Por los periodicazos que son sólo grilla barata... Como dicen los fans de la justicia electoral, del comportamiento del exfiscal para delitos electorales, Santiago Nieto, sólo puede señalarse aquello de “para eso me gustaba”... Desde el cuartel general de Morena hay signos de desesperación, porque muchos de los candidatos sólo flotan, con la seguridad de que sin hacer campaña la sola imagen de López Obrador los hará ganar... El candidato “independiente” Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, es la prueba viviente de quien confunde la franqueza norteña con un comportamiento de barbaján...

jose.fonseca@eleconomista.com.mx

José Fonseca

Periodista Político

Café Político