Competencia en serio

Lo que se avecina es algo así como un duelo de titanes. De verdaderos gigantes, que podría ponerse bastante bueno.

Resulta que Google, de Sundar Pichai y filiar de Alphabet Inc, que encabeza Larry Page, anunció el miércoles que su asistente digital estará disponible en el iPhone, lo que abre una competencia en la gama más alta del mercado de los teléfonos móviles y desafía a Siri de Apple Inc, de Tim Cook, en sus propios dispositivos.

El anuncio muestra una ofensiva de Google, cuyo sistema operativo Android funciona en la mayoría de móviles del mundo, para acceder a los teléfonos de Apple, que tienen una menor cuota de mercado pero son usados por gente que suele gastar más en tecnología.

La noticia llega en un momento en que Google, Apple y Amazon.com Inc compiten por el dominio del mercado para asistentes digitales activados por voz, un dispositivo que muchos agentes del sector creen que sustituirá a los teclados y las pantallas táctiles como la principal forma en que los usuarios interactúan con la tecnología.

Google destacó los progresos de la compañía con Google Assistant, que permite a los usuarios completar varias tareas a través de comandos de voz.

El asistente debutó el año pasado en el propio hardware de Google y la compañía lo ha extendido de forma gradual a dispositivos de otros fabricantes que usan Android.

Como dicen los chavitos: ¡Pelea, pelea, pelea!

Mensajeros que fallan

Por segunda ocasión en lo que va del mes, la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, que encabeza Jan Koum, registró fallas en sus servicios a nivel mundial, noticia que se convirtió en tendencia en la red social Twitter.

Apenas el 3 de mayo, los tuiteros externaron sus quejas y su sorpresa ante la caída de WhatsApp, que actualmente es utilizada por 1,000 millones de usuarios en el mundo, es decir, una de cada siete personas, según el blog de la aplicación.

De nueva cuenta los usuarios de Twitter indicaron que la historia se repitió este martes con fallas intermitentes y aunque unos se quejaban del servicio pese a ser una aplicación que se ofrece sin costo, la mayoría tuiteó en tono de burla por la situación.

Utilizando el hashtag #whatsappdown, señalaron con sarcasmo que sin el servicio de la aplicación aumentaba la productividad en todo el orbe y compartieron imágenes que representaban la caída de la plataforma.

Se habrían evitado los problemas

Resulta que WannaCry, el virus informático que atacó el mundo el viernes anterior era tan fácil de evitar, que los afectados se hubieran evitado los malos momentos por los cuales están pasando. Con poner un parche hubiera sido suficiente.

Eso sí, ahogado el niño, todos quieren tapar el pozo...y comienzan a surgir las soluciones.

Es el caso de ESET, que encabeza Richard Marco, que asegura que para evitar que los archivos digitales de las empresas y de los hogares se vean afectados está a disposición una herramienta que verifica si la computadora es vulnerable a este virus.

La compañía de seguridad informática expuso que para comprobar si una computadora está protegida, se desarrolló un script que revisa los archivos de actualización en el sistema y busca aquellos correspondientes al parche de EternalBlue.

En caso de no encontrarlos, indicará que el equipo es vulnerable; si los encuentra, informará que el sistema está parcheado.

Dicho virus atacó la semana pasada a miles de computadoras de todo el mundo, el cual se vale de un exploit (fragmento de datos o secuencia de comandos y/o acciones) que se aprovecha de una vulnerabilidad en Windows.

Si bien el parche para la misma está disponible desde marzo, no todos los usuarios lo han instalado, expone la firma.

Siempre a la vanguardia

Al infinito y más allá parece que quieren llegar algunas empresas de diversas industrias.

Es el turno de la alemana Siemens, de Joe Kaeser, que lanzó una de las turbinas más ligeras a nivel mundial para operaciones marítimas como exploración de nuevos yacimientos de petróleo y extracción, así como generación de electricidad para unidades flotantes de producción y carga.

La turbina, llamada SGT-A35 RB, produce 36 megawatts de electricidad y puede proveer fluido a grandes operaciones petroleras.

Esta nueva turbina, asegura la empresa, tiene capacidad para proveer a unidades flotantes de producción, almacenamiento y descarga, que se han vuelto cada vez más populares a medida que la producción de petróleo y gas se mueve hacia aguas profundas.

Siemens sostuvo que la unidad permite una solución rentable para la industria de petróleo y gas en alta mar, al aumentar la densidad de potencia del equipo generador de energía de la superestructura, reduciendo así la demanda espacial requerida.

¡Ay, ay, ay!