Scotiabank no tendría ningún inconveniente en colocar sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, asegura el presidente y CEO de la institución de crédito, Rick Waugh.

El banquero afirma, sin dudar, que el banco que representa estaría dispuesto a hacerlo.

Y lo hace en respuesta a la pregunta específica derivada de las recientes declaraciones del presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Guillermo Babatz en el sentido de que los bancos que operan en México tendrán que colocar sus acciones en el mercado bursátil nacional para cumplir con la normatividad que establece el acuerdo de Basilea III.

Incluso reconoce que es una forma de fomentar el crecimiento del mercado en México.

También aclara que es la posición de Scotiabank.

También habla del notable cambio que ha registrado la banca que opera en México a partir de la crisis que la llevó a la insolvencia y a la compra de varias instituciones por capitales internacionales.

Hoy la banca en México está bien capitalizada y crece con dinamismo.

En México, observa el crecimiento dinámico de la clase media y tiene positivas expectativas de crecimiento en su cartera hipotecaria y de autos, entre otros renglones.

De visita en México, el banquero asegura que México tiene un enorme potencial de crecimiento; de hecho, es la segunda plaza en importancia para Scotiabank fuera de Canadá.

Aunque con un perfil conservador, el banco canadiense se ha consolidado en el país y aunque no es su estrategia, no descarta la posibilidad de que sí se encuentran con una.

Dos postores con dinero para mexicana

El juez Felipe Consuelo asegura que Med Atlán¬tica y Union Swiss le mostraron documentación que acredita que cuentan con los recursos para reestructurar a Mexicana de Aviación. Afirma, en un comunicado, que Med Atlán¬tica le mostró documentación confidencial para acreditar la existencia, disponibilidad y licitud de los recursos necesarios para la operación de reestructura.

En otra parte de su comunicado asegura que la documentación confidencial exhibida por Unión Swiss -en opinión del que suscribe el comunicado, es decir, el propio Juez- se presume la acreditación de recursos necesarios por 250 millones de dólares estadunidenses.

La documentación de ambas empresas se presentará hoy a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que, en uso de sus facultades y atribuciones, determine si es suficiente para acreditar la capacidad financiera de alguno de los grupos en términos de la Ley de Aviación Civil.

El juez Felipe Consuelo comunicó que Med Atlántica y Union Swiss siguen interesados por la adquisición de la empresa concursada.

Al mismo tiempo, ratifica que el proceso de concurso de Mexicana de Aviación sigue en suspensión indefinida.

Hoy se llevará a cabo una reunión en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde estarán presentes los titulares de esa dependencia y de la de Comunicaciones y Transportes, los líderes sindicales, la comisión de la Cámara de Diputados del seguimiento del caso de Mexicana de aviación, el conciliador y el propio Juez.

Lo que seguramente ocurrirá es que las autoridades representantes del gobierno federal solicitarán a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que investigue los recursos, su origen y licitud.

Una vez ocurrido el trámite, si fuera el caso, entonces podría iniciar el proceso reestructura de las deudas de Mexicana de Aviación.

Lo que habrá que ver es cómo resuelven a cuál de los dos grupos de interesados le entregan la empresa, si es que los dos califican para la reestructura.

Lo dicho parece que cerrará como una carrera muy pareja. Pero todavía no es tiempo de echar las campanas al vuelo. Hasta no ver no creer.

CUENTOS VERAS

Contra viento y marea la empresa regiomontana Vitro logró concretar la reestructura de su deuda. Lo hace después de cuatro largos años logra salir del concurso mercantil con la reestructura de 1,500 millones de dólares de deuda. Podría afirmarse que Vitro, que dirige Hugo Lara García enfrentó y derrotó a los fondos buitre, que utilizaron toda clase de agresivas estrategias litigiosas, y a partir de ahora la compañía tiene un nuevo ciclo de vida. Hay que recordar que los fondos Knighthead Master Fund LP, Brookville Horizons Fund LP y Lord Abbett, entre otros, se opusieron al plan de reestructura y presentaron demandas contra Vitro en México y Estados Unidos. Sin embargo, finalmente, Vitro logró dar el paso definitivo en la reestructura de su abultada deuda. Lo hizo con base en el plan concursal aprobado por el Juez IV de Distrito en materias Civil y del Trabajo del estado de Nuevo León. Vitro emitió nuevas notas con vencimiento en el 2018 y tasa de 8% y obligaciones forzosamente convertibles en acciones con vencimiento en el 2015 y tasa de 12% y realizó un pago por reestructura en efectivo en favor de los fideicomisos de pagos a terceros. Con esto, se liberan las obligaciones de las notas con vencimientos en el 2012, el 2013 y el 2017 y se emiten las nuevas notas garantizadas.

Twitter: @marco_mares

[email protected]