Después de fortalecer su estructura de capital y acortar significativamente el ciclo de terminación y titulación de sus proyectos, la viviendera ajusta su meta anual en busca de un crecimiento cercano a 20 por ciento.

Hace unos meses Sare, la firma inmobiliaria que preside Dionisio Sánchez Carbajal, tomó una serie de decisiones muy importantes, que incluyeron una colocación accionaria y la venta de activos no estratégicos, todo con el fin de fortalecer su estructura financiera, aligerar presiones a sus flujos y mejorar en forma muy importante la relación deuda-capital.

Esto se ha traducido en mejoras significativas en el desempeño de la empresa, que ha podido concentrar sus esfuerzos en acelerar los procesos de terminación y venta de sus proyectos, cerrando así un círculo virtuoso que trajo más buenas noticias con respecto a la solidez de su estructura financiera.

Esto, aunado a diversos ajustes a su modelo de negocio en busca de tomar ventaja de segmentos y mercados en que tiene mayor presencia y experiencia, llevó a la firma a replantear escenarios para este año, ajustando su meta a un crecimiento del orden de 20%, que la ubicaría como la de mejor desempeño en el selecto grupo de vivienderas públicas.

Y como un paso más en el proceso de consolidación de su estructura financiera, la firma anunció que no tendrá ningún problema en cumplir con el pago total de la primera amortización del certificado bursátil, por un monto de 77 millones de pesos, y que tiene como fecha de vencimiento el ya muy próximo 7 de julio.

El anuncio refleja que Sare saneó a tal grado sus finanzas que cuenta con suficiente liquidez para hacer frente a sus compromisos de corto y largo plazo, como lo refleja el que -como sucedió al finalizar el primer trimestre de este año- al cierre de junio tendrá en caja más de 240 millones de pesos, monto que triplica el pago de su próximo vencimiento.

Hay que destacar que más de la mitad de la deuda total de la firma corresponde a financiamientos puente, ligados en forma directa al ritmo de titulación de sus proyectos y no a vencimientos preestablecidos, por lo que no impacta en forma negativa en la liquidez de la desarrolladora.

Queda por ver si los buenos resultados financieros y operativos de la viviendera se reflejan también en el valor de su acción.

Su Casita está a punto

Ayer vencía el plazo para que Su Casita Hipotecaria obtuviera 97% de aprobación a su propuesta de reestructura, pero ante el hecho de que muchas de las respuestas de sus acreedores están todavía en los procesos de autorización que prevén sus mecanismos de control, la firma del castor tomó la decisión de extender 10 días más el periodo previsto.

Hay que recordar que la propuesta de la sofom, que preside José Manuel Agudo, está condicionada a alcanzar 97% de aprobación, mismo que se espera se consiga antes o incluso el 20 de junio.

Infonavit y Fovissste animan la BMV

Sí, es un hecho que el Índice Habita ha caído 32.2% en lo que va del año; sin embargo, este dato, que pareciera castigar en exceso a las vivienderas públicas, no ha logrado afectar los programas de emisiones del Infonavit y el Fovissste, que dirigen Víctor Manuel Borrás Setién y Manuel Pérez Cárdenas, respectivamente.

Es así que a pesar de que el mencionado Índice, que refleja el desempeño de las acciones de las desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se ubica en su nivel más bajo desde junio del 2009, esta semana el Fovissste, por medio de su programa de TFovis, colocó en el mercado 3,608 millones de pesos y apenas la semana pasada el Infonavit, con sus Cedevis, captó por la misma vía 3,850 millones de pesos.

Y vienen más emisiones, así lo anunció el Infonavit y para ello se prepara el Fovissste que, todo indica, podría colocar más de 6,000 millones de pesos en el mes de julio. En espera de que las acciones de las vivienderas públicas repunten, el hecho es que las emisiones realizadas en estos días por los mayores organismos de vivienda del país tuvieron demandas que superaron incluso en tres veces los montos ofertados, demostrando con ello que a pesar de lo que pudiera pensarse, el sector vivienda sigue siendo muy atractivo para los grandes inversionistas institucionales.

Los invito a opinar sobre estos temas en mi blog (www.centrourbano.com) o en mi nuevo espacio en twitter (@horacio_urbano).