La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) decidió no renovar las concesiones sobre las frecuencias vencidas de MVS en la banda de 2.5 gigahertz.

La decisión se tomó luego de largas discusiones entre el gobierno federal, específicamente, la Secretaría de Hacienda y el grupo MVS de Joaquín Vargas, y no lograron ponerse de acuerdo sobre el monto de la contraprestación económica que pretende imponer el gobierno federal.

El total de las frecuencias en esa banda, de acuerdo con fuentes del sector, tienen un valor que ronda los 4,200 millones de dólares.

El grupo MVS habría sido notificado sobre la decisión del gobierno federal la semana pasada.

MVS lleva años litigando pero ha venido perdiendo todos los litigios frente al gobierno federal.

Las concesiones vencidas de MVS corresponden a las plazas de Acapulco, Cuernavaca, DF, Guadalajara, Mérida, Monterrey, Oaxaca, Pachuca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Toluca y Veracruz.

Las frecuencias de la banda 2.5 ghz tienen un elevado valor estratégico porque sirven para el mercado de Internet de alta velocidad a través aparatos móviles.

MVS en su última acción pública anunció la posibilidad de explotarla de manera conjunta con otros grupos de inversionistas bajo la modalidad de Long Term Evolution, para ofrecer servicios de Internet móvil a bajos precios.

El punto de desencuentro fue el monto de la contraprestación que nunca aceptó el grupo que encabeza Joaquín Vargas.

Internet móvil, los participantes

Hasta ahora, la mitad del espectro para Internet móvil de banda ancha se concentra en un solo operador que no tiene clientes: MVS.

Los cuatro operadores móviles del país comparten 288 megahertz para dar servicio a 97 millones de usuarios.

Telcel da servicio a 65 millones de clientes con un poco más de 75 megahertz.

Movistar da servicio a 20 millones con poco más de 70 megahertz.

MVS reporta menos de 200,000 usuarios en 190 megahertz.

De acuerdo con algunos cálculos privados, 190 megahertz son más que suficientes para cuatro nuevos operadores.

Banda 2.5 ghz: el valor

El cálculo del valor de la banda de 2.5 gigahertz registra distintas variables.

Por tratarse de frecuencias para Internet de banda ancha, para calcular el valor de la banda de 2.5 gigahertz se debe tomar como referencia el artículo 244-E de la Ley federal de Derechos (licitación 21)

Los concesionarios presentes en dichas bandas pagan anualmente al gobierno federal un monto de 318 millones de pesos, por cada segmento de 10 megahertz, con cobertura nacional.

Por los 190 megahertz de la banda de MMDS en todo el país, el pago anual de derechos debiera ser 6,044.47 millones de pesos, lo que equivale a 460 millones de dólares.

En puros derechos, el valor presente de la banda es de 51,460 millones de pesos.

La historia

MVS fue recibiendo las concesiones en las décadas de los 80 y 90 para el servicio de televisión de paga inalámbrico.

Se concesionaron 190 megahertz para que la oferta fuera competitiva y pudiera operar 31 canales de televisión.

En esos años, MVS fue adquiriendo otras concesiones con lo que se convirtió en titular de 190 megahertz en casi todo el país.

CUENTOS VERAS

Como se esperaba, el Senado de la República aprobó la solicitud del presidente Felipe Calderón para aumentar a 14,037 millones de dólares –desde un saldo de 5,700 millones de dólares– la aportación que realiza México al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La aportación adicional que tendría que dar México para alcanzar su nueva cuota sería de 8,912 millones de dólares.

Hay que destacar que México solamente tendría que aportar 25% de estos recursos en divisas, es decir, solamente 2,082 millones de dólares.

El resto de la aportación por 6,245 millones de dólares se hará en pesos, a través de una cuenta del FMI en el Banco de México.

Todavía falta que lo apruebe la Cámara de Diputados y todo indica que no habrá mayor dificultad.

Con este incremento, la participación de México en relación con las cuotas totales del organismo pasa de 1.52 a 1.87 por ciento.

De acuerdo con los datos oficiales, este aumento en la cuota permitirá a México subir del lugar 16 al 14 como aportador del FMI y aumentará su poder de voto de 1.47 a 1.80% ante el organismo.

Pero lo más importante es que aumentará la confianza mundial sobre el buen ritmo de la economía mexicana y colocará a México entre las naciones emergentes que están impulsando la modificación de la gobernabilidad del FMI.

Twitter: @marco_mares