Existe cierta confusión entre los conceptos rural y agropecuario. Algunas personas los utilizan como sinónimos. Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía considera como rural a aquella parte de la población que vive en localidades con menos de 2,500 habitantes.

En tanto el sector agropecuario considera a todas aquellas actividades agrícolas y pecuarias. Ambos sectores son conjuntos independientes, pero no excluyentes. Alguna parte de la población rural se dedica a actividades agropecuarias.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre del año en curso, en México, hay 115.3 millones de habitantes, de los cuales 51.4 millones corresponden a la Población Económicamente Activa (PEA). En tanto, la PEA Ocupada (PEAO) considera 48.7 millones de personas.

La PEAO ubica a 10.1 millones de personas en el sector rural, lo que equivale a 20.75% del total. Este subconjunto de la PEAO percibe un salario promedio de 14.3 pesos por hora.

De estos, sólo 48.3% se dedica a actividades agropecuarias; 19.7% está en el ramo de los servicios; 12.0%, a comercio; 11.6%, a la industria, y los restantes 7.2 y 1.2% se dedican a actividades vinculadas con la construcción y a otras actividades no especificadas, respectivamente.

Por otro lado, independientemente de la zona (rural o urbana) donde radican las personas, el sector agropecuario emplea a 13.8% de la PEAO total, lo que equivale a 6.7 millones de personas, las cuales perciben un salario promedio de 10.4 pesos por hora. Hasta aquí, ya hay dos poblaciones que se pueden diferenciar:

1) La población que se encuentra ubicada en zonas rurales pero que no se dedica a actividades de tipo agropecuarias, que suma un total de 5.2 millones de personas, aproximadamente 11.0% de la PEAO total, y 2) la población que se dedica a actividades agropecuarias pero que no se encuentra ubicada en zonas rurales, la cual, con base en datos de la ENOE, es 1.8 millones de personas.

Entre ambos grupos hay una intersección, que son aquellas personas ubicas en zonas rurales y que se dedican a actividades agropecuarias, este grupo representa 10.0% del total de PEAO y reporta un ingreso promedio de 9.3 pesos por hora. Con base en los datos antes presentados, se caracterizan tres subgrupos: sector rural no agropecuario, sector agropecuario no rural y sector rural agropecuario, este último grupo es el que menores ingresos reporta.

Con este ejercicio, se pueden concluir dos cosas: 1) la importancia de tener clara la población objetivo a la hora de hacer políticas públicas para realmente focalizar los recursos, y 2) el sector agropecuario y rural no pueden tratarse como sinónimos en políticas públicas, ya que esto podría ocasionar algún error de inclusión u omisión de cierto grupo de personas que no son parte de la población objetivo en algún programa específico.?

*Fredy Yair Montes Rivera es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]