México está en el momento idóneo de dar el salto tecnológico en la red nacional de atención médica. Y conforme la experiencia de otros países más adelantados en este aspecto, si se hace con conocimiento es posible informatizar o tecnologizar el ámbito de la salud en forma organizada, eficiente y sin desperdicio de recursos.

El primer paso de poner las reglas ya lo dieron las autoridades de salud con la NOM 024 para el Expediente Clínico Electrónico (ECE) publicadas en el Diario Oficial de la Federación el año pasado. Ahora, el gran reto es ponerlo en práctica y lograr que la información de millones de pacientes esté depositada en un medio electrónico para cumplir con la norma en forma muy sencilla. Cada una de las áreas de sistemas de los hospitales y clínicas tanto públicos como privados están viendo cómo lograrlo, pero la realidad es que entre 70 y 80% no cuenta con infraestructura de red, esencial para poder montarlo y hacerlo realidad.

Están a la orden del día las licitaciones convocando a prestadores de servicios de tecnología y redes especializadas para cubrir esta necesidad. Se calcula que más de 3,800 unidades médicas del país ya operan expediente electrónico y más de 1,600 aún andan buscando cómo aplicarlo. En la competencia por ayudarles hay innumerables compañías tecnológicas. Una de ellas es Comstor, una compañía de Westcon Group, el mayorista mundial especializado en redes, convergencia, seguridad y movilidad y todo sobre soluciones de tecnología avanzada de Cisco Systems. El valor de este nicho tecnológico en México se calcula en unos 240 millones de dólares.

Samuel Gallegos, uno de los pocos especialistas en medicina informática en el país, es uno de los directivos que empuja soluciones de healthcare de Comstor en México y considera que el gran cambio de la medicina curativa a la medicina preventiva, como es prioridad en México, sólo se logrará dando el salto tecnológico. El reto suena abismal, pues tener un sistema médico tecnologizado implica contar con una red de cuatro por siete por 24 por 365 para poder tener conectados realmente en forma eficiente a enfermeras, médicos, operativos y administrativos. Eso significa tener una red de grado médico que beneficie realmente al paciente.

Los grandes hospitales han avanzado bastante en este sentido, pero el reto está en las miles de pequeñas clínicas de todos los rincones del país.

Nuevo centro vs obesidad del Hospital ABC

Al ocupar México los nada gratos primeros lugares en obesidad a nivel mundial, el tratamiento especializado en el combate de este mal está resultando un nicho interesante para la industria hospitalaria. Ahí está el caso del Centro de Nutrición, Obesidad y Alteraciones Metabólicas del Centro Médico ABC, antes Hospital ABC. Tras el éxito de su clínica antiobesidad en su campus Observatorio, ahora abrió otra clínica igual en su campus sur de la ciudad de México, con amplias expectativas de crecimiento.

Nuevas indicaciones para Prevenar y Cialis

La megafarmacéutica Pfizer empuja con fuerza su última innovación recién aprobada por la Cofepris: la versión de su vacuna Prevenar 13 contra meningitis y neumonía en adultos mayores de 50 años, que al generar memoria inmunológica requiere solamente de una dosis y de la cual se espera compensar la caída de ingresos por pérdida de patentes.

Otra terapia innovadora recién anunciada es la de Cialis, de Lilly, que aparte de la disfunción eréctil logró una nueva indicación para problemas urinarios originados por el crecimiento de la próstata, es decir, hiperplasia prostática benigna, un mal que afectaría a unos 5.5 millones de hombres en México.

Liberan a AstraZeneca

Del otro lado del océano, la comunidad europea cerró una investigación antimonopolio contra la británica AstraZeneca y Nycomed, debido a falta de pruebas.

Y ésta sólo es parte de una amplia investigación en torno de la industria farmacéutica en Europa desde el 2009, por sospechas de que algunas empresas obstaculizan a los genéricos incluso recurriendo a pagar a sus competidores para que no lancen su versión genérica. Hay otras investigaciones abiertas sobre laboratorios como Servier, Lund­beck, Cephalon, Johnson & Johnson y Novartis.