La semana pasada fue importante para petroleros y no petroleros. La Ronda 1.3 fue sorprendente si se toma en cuenta que en el peor de los casos se esperaba colocar cuatro y en el mejor 15. Incluso en alguna reunión, el presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda, manifestó que esperaba hasta 12, pero 25 ni en sus más locos sueños.

Luego, tal vez abusando de su suerte, sacó la Ronda 1.4 de aguas profundas y mandó un mensaje: esto es serio.

Aunque el panorama los barriles que serán producidos, los dólares que serán invertidos, los impuestos recabados o los empleos que serán generados se dibuja en un caso positivo (la 1.3) y en el otro prometedor (1.4), lo más relevante son las señales que envían.

Primero: en una semana turbulenta, con precios petroleros deprimidos y los altamente anticipados ajustes en las tasas de interés de la Fed, México siguió adelante con los planes de apertura.

Segundo: ante un contexto complicado, se escogió el difícil camino de generar confianza y certidumbre. El contraste con la tendencia latinoamericana, que últimamente ha tendido a lo errático y cerrado, es enorme. Sin duda, algo para celebrarse.

El porqué del éxito se resume a que son campos ya descubiertos, con reservas e infraestructura, 19 están en producción y se hizo muy buen match entre el tipo de proyecto y la escala de inversión a emprender por las empresas mexicanas.

La jornada iniciada a las 6 de la mañana del 15 de diciembre acabó en la madrugada del 16 elaborando el acta de la sesión y cenando hamburguesas y Gansitos. Los líderes del proceso en la CNH fueron Martín Álvarez, coordinador del Comité de Licitación; Azhanty Jheman, secretaria del comité; Adamelia Burgueño, coordinadora, y Patricia Alfaro, en difusión.

Buzos

1.- Amarga Navidad. Al mediodía de este lunes en los Pinos hay la reunión de servidores públicos con el presidente y van los titulares del gabinete con sus más cercanos, no más de ocho. La Sener mandó una lista definida por Pedro Joaquín Coldwell, donde no incluyó a un asesor que asumía que estaría en primera fila y éste, cuando se enteró, hizo lo básico, preguntar: ¿dónde está mi invitación? En la oficina de Erwin Lino, secretario particular de Presidencia; la respuesta fue: no estás invitado.

Erwin Lino preguntó en al Sener qué pasó y la respuesta fue: Es que para enero no va a estar ya .

Por cierto, en la CFE pasó un tema muy similar; la lista corta es, de verdad, muy corta.

2.- Hay 879 gasolineras que no han ni siquiera iniciado sus trámites para obtener los permisos para expendio, transporte, distribución y almacenamiento de parte de la CRE; esta semana la Onexpo Nacional, de José Ángel García, sigue insistiendo e informando a todos los propietarios de estaciones de servicio la urgente necesidad de obtenerlo antes del 31 de diciembre.

Los riesgos son no ser suministrados, no pueden hacer operaciones comerciales y pagarán multas de entre 10 y 30 millones de pesos.

3.- Dice la Unidad de Transparencia de la CFE que no están de vacaciones y si está disponible la información sobre todos los funcionarios castigados, incluso la de Eric Butcher, desaparecido hace 15 años. Por cierto, dicen que en su descargo el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (INAI) no ha notificado de manera oficial a la CFE sobre ninguna resolución relacionada a esta petición de información del particular.

¿De veras muy abiertos? ¿Seguro que no deben nada?

4.- Dice Carlos Romero Deschamps, líder petrolero, que en el 2015 se venció un entorno inquietante y que fue el año que vivieron en peligro. ¿Por qué? La negociación del contrato colectivo, el sistema de pensiones y el recorte de 62,000 millones de pesos. Nada más.