La Ronda 1.3 de campos maduros generó muchas confusiones, todos los cambios que se presentan levantaron el interés de 86 empresas que están organizadas en unos 50 grupos que apostarán a los primeros contratos de licencia para la extracción de hidrocarburos.

La descripción que se hace de estos campos, platicada por los propios interesados, es que es una ronda donde los yacimientos no son los mejores, les queda vida suficiente para hacer negocio pero no necesitan un respaldo mayor a los 5 millones de dólares por campo, más aun este dinero te permite apostar a más de uno de los campos pequeños, a cualquiera, o a todos incluso, excepto a los grandes, esos requieren 200 millones de dólares.

En total, la inversión de toda la ronda será, en el mejor de los casos, unos 1,000 millones de dólares en el largo plazo, pero lo realmente importante no es esto sino la oportunidad de crear una clase empresarial petrolera mexicana en donde muchos de los que hoy son contratistas de Pemex pasarán a ser petroleros independientes.

Es pues una licitación estratégica.

Todos los cambios fueron pensados para hacer atractiva la inversión mexicana, no están pensando en que las grandes empresas petroleras vayan a estar presentes, al contrario, la apuesta de la política energética que se ha diseñado entre la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos espera la inversión de pequeñas y medianas compañías mexicanas trabajando de la mano con extranjeras y, de esta manera, poder mejorar los niveles de producción de petróleo en un plazo relativamente corto.

La Ronda 1.3 incluye los campos en las regiones Norte, Sur y Burgos, y Pemex se encarga de mensualmente hacer actualizaciones de los niveles de producción, un indicador importante para los interesados que servirá para hacer un plan provisional de trabajo, que deberá incluir una propuesta de actividades que permitan dar continuidad operativa a las actividades de extracción en dichos campos durante el primer año.

Buzos

1.- ¿Quién empuja a Tecno Alta Distribución, de Carlos Bayo, en Pemex para que se le renovara el actual contrato de arrendamiento de autos? Pues nos dicen que preguntemos en la oficina de Eduardo Colín Gómez, gerente de Servicios Generales de la Dirección de Administración de la petrolera. Que ahí está el secreto mejor guardado del ex director del Fonden en la época de Vicente Fox.

2.-Finalmente, Juan Pablo Newman Aguilar, de 36 años, quedó como director de Finanzas de Pemex, aunque inicia su chamba el 1 de enero, mientras queda a cargo el subdirector de Tesorería, Rodolfo Campos Villegas, ya que Mario Beauregard Álvarez deja sus oficinas este lunes.

La llegada de Newman Aguilar no es, ni de cerca, un premio a su capacidad, cuando mucho se le reconoce su cercanía con la SHCP, pero así como destacado el chavo pues no, la verdad en Nacional Financiera no se habla mucho de él.

3.-Pues ahora si que se la partieron a Froylán Gracia García, coordinador ejecutivo de Pemex, y en cuatro. Resulta que la Dirección General decidió que ahora sus trabajos se dividen en cuatro áreas diferentes, una de ellas es la de asesores, otra la de desarrollo social, una más de seguimiento de los proyectos de Pemex y una tercera muy parecida a lo que es relaciones públicas, mensajes y temas aledaños.

Se dice que esta decisión tiene mucho que ver con la urgencia de mejorar el entorno de la dirección y que las decisiones tomadas tengan una respuesta mucho más rápida y de paso le reducen su influencia en la torre de Pemex.