Sí Ayotzinapa, Cassez, no lograron quitar una raya al tigre o fuero’’ presidencial, con que cuenta Genaro García Luna, el súper-jenízaro del país, menos espera del dislate de la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, que lo encuero en una llamada interceptada’’ y hoy, quieren colgar al Astroboy’’, Enrique Peña Nieto.

Los casos documentados de abusos, como la muerte por asfixia de Guillermo Vélez en 2002, presunto líder secuestrador de Los Ántrax’’, Florence Cassez, que llegó hasta la Primera Sala de la SCJN, hoy en revisión, o la burlona sonrisa de Edgar Valdez Villarreal La Barbie’’, en otro montaje’’ probado, ni despeinaron a García Luna, creen que la petición de diputados y CNDH, le genere preocupación.

García Luna, lleva más de tres semanas en la palestra informativa nacional, columnistas, articulistas y demás, han gastado tinta en reflexiones de escenarios de qué podría ocurrirle. Pues nada. Esa es la realidad.

Todo es infructuoso. La realidad del amigo de todos los del gabinete presidencial, civiles claro, no de las Fuerzas Armadas, eso se los podemos sustentar y sostener, ya ventilados en éste espacio, no le han hecho perder ni una hora de sueño.

Vamos por tiempos. Diputados del Partido del Trabajo (PT), como Gerardo Fernández Noroña, Jaime Cárdenas y Laura Itzel Castillo, fueron parte de la mayoría del Pleno de la cámara baja, para demandar a la Procuraduría General de la República (PGR), de Doña Marisela Morales Ibáñez, procedimientos penales y administrativos que tenga el jenízaro.

Para qué se molestan. No hay uno solo.

Los legisladores quieren saber cuántos existen por el montaje’’ de la captura de Cassez y su novio, Israel Vallarta, del esplendoroso rescate de víctimas del secuestro, ya prejuzgado por el ministro-presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, que ordenaba la inmediata libertad de la ciudadana gala. El resultado lo conocen.

Ahora sale el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, para avisar’’ que presentará una denuncia penal en PGR, contra 184 servidores públicos federales y estado de Guerrero, que violaron derechos fundamentales a la vida, cometieron actos de tortura, sembraron evidencias y cometieron abusos de autoridad en el caso de Ayotzinapa del 12 de diciembre pasado, donde murieron dos normalistas y un héroe civil.

El titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), llegó a esa decisión luego de integrar 16,000 fojas, que entregará a PGR y pide, si no es que ruega, que García Luna, lo acompañe a denunciar a su excomisionado General de la Policía Federal, Facundo Rosas Rosas, hoy flamante defensor de derechos humanos en la misma institución.

Esto porque Don Facundo –no el actor, claro- se enteró una hora después de los hechos en la autopistas del Sol, pese a tener bajo su mando Plataforma México’’, el más grande centro de inteligencia’’ con archivos digitalizados, simplemente, porque confesó eso y ahora, le quieren echar la culpa por omisión’’.

Qué descubrimiento. En la denuncia se incluyen directivos, coordinadores, inspectores y jefes de División de la Policía Federal, nunca sostuvo el ombudsman, que García Luna, sea presunto responsable. De 30 recomendaciones que reveló existen, cuatro son para el capo de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF).

No así su productora principal, Lizeth Parra, quien puede salir raspada, si no hay impunidad. Lo que sí, preocuparía a García Luna, dado que ambos, han ordenado montajes y él, no permitirá que nadie, haga algo, si no tiene su complacencia.

Así las cosas. Entonces como empezamos, si montajes, omisiones e intervenciones telefónicas, como lo dijo Vázquez Mota, le han hecho lo que el viento a Juárez ’’, pues así seguirá, la infamia de la impunidad.

Elementos probatorios hay muchos. Voluntad política no. Este gobierno está por huir.

COMMODATO

Ya vienen las campañas legales’’, empieza el circo, maroma y teatro. Aunque ya la estamos padeciendo desde hace un buen rato. El Instituto Federal Electoral (IFE), órgano rector de la Carpa, es el único que no se ha dado cuenta. Porque payasos, enanos, tigres, leones, magos, trapecistas, fenómenos y demás, ya los vimos.