AMX presentó ingresos de 257,300 millones de pesos en el 2018-II, con un crecimiento anual de 3.2 por ciento. Este desempeño se debió principalmente a un incremento de 1.4% a/a en los ingresos de servicio, en conjunto con un aumento de 14.7% a/a en la venta de equipo, la cual se benefició del efecto cambiario

El número de suscriptores móviles se mantuvo estable en 279 millones. Sin embargo, la mezcla siguió mejorando ya que la empresa registró 1.1 millones de adiciones netas en el segmento de pospago, de las cuales 537,000 fueron en Brasil, y desconectó 1.2 millones en prepago, de los cuales más de la mitad estuvieron relacionados con el programa Safelink de TracFone.

A nivel consolidado, el margen de EBITDA se mantuvo sin cambios en 28.0 por ciento. Por un lado, las operaciones de México, Brasil, APU, Chile, Colombia y Ecuador presentaron mayores márgenes. México se benefició del cobro de interconexión, de la venta de planes de seguro de aparatos telefónicos, y del financiamiento de éstos.

Por su parte, Brasil se vio favorecido por economías de escala y un estricto plan de reducción de costos. Esto se vio parcialmente contrarrestado por un cargo extraordinario de 9 millones de dólares en Centroamérica relacionado con una disputa de interconexión, a que las operaciones de Puerto Rico aún no están operando a 100%, a la reducción de tarifas de interconexión en Perú, al incremento en las ventas de equipo, el cual sigue siendo subsidiado por la empresa, y al impacto cambiario. Como resultado, el EBITDA de AMX subió 3.0% a/a, situándose en 72,000 millones de pesos.

La empresa presentó una pérdida neta trimestral de 236 millones de pesos en el 2018-II debido principalmente a importantes pérdidas cambiarias que no representan salida de efectivo.

Perspectivas

Creemos que las perspectivas de AMX son muy favorables por varias razones. La primera es que esperamos que el negocio de datos móviles, el cual estimamos que representa cerca de 40% de los ingresos de servicio, siga creciendo de manera importante. La segunda es que esperamos que la rentabilidad de la empresa mejore durante los próximos trimestres de forma anual debido a que Telcel puede cobrar tarifas de interconexión desde principios de este año, a las economías de escala en Brasil, a que ya nos esperamos más cargos extraordinarios en Centroamérica y a que las operaciones de Puerto Rico estarán operando a un mayor porcentaje de utilización. El tercero es que la empresa está enfocada en reducir su apalancamiento; esperamos que alcance su objetivo de deuda neta a EBITDA de 1.5 veces hacia finales del año actual o principios del año entrante.

Axtel – Resultados Trimestrales

Los ingresos de Axtel fueron de 3,848 millones de pesos en el 2018-II, lo cual representa un crecimiento de 2% a/a. Las ventas se vieron beneficiadas por un aumento de 2% a/a en el negocio empresarial (el cual representa 65% del total) y de 13% a/a en el gubernamental (contribución de 17% del total), lo cual fue compensado parcialmente por una reducción de 6% a/a en el negocio masivo. Este último segmento incluyó un crecimiento de 7% a/a en fibra al hogar y una caída de 45% en WiMax.

Axtel reportó un EBITDA sin ajustar de 1,416 millones de pesos en el 2018-II, con una reducción de 6% a/a a consecuencia de un menor monto de “otros ingresos” ya que este año la empresa registró un beneficio de 100 millones de pesos relacionado con la venta de 12 torres adicionales a American Tower, comparado con 313 millones de pesos en el 2017-II por el mismo concepto.

Sin embargo, el EBITDA ajustado (excluyendo otros ingresos y rebajas contables) subió 9.1% a/a, a 1,320 millones de pesos, gracias a una reducción de 5% en los gastos de venta y administrativos en respuesta a los menores gastos de personal, outsourcing y rentas. El margen de EBITDA ajustado fue de 34.3% en el 2018-II, por arriba del de 32.0% del 2017-II.

Axtel cerró el trimestre con una pérdida neta de 566 millones de pesos la cual se atribuyó en gran medida a una pérdida cambiaria de 265 millones de pesos, a un menor monto de “otros ingresos”, a mayores intereses pagados y una pérdida en el valor razonable de instrumentos financieros.

Perspectivas

Creemos que las perspectivas de Axtel son bastante favorables. Esperamos que los negocios empresarial y gubernamental sigan creciendo de manera importante. Además, la empresa podría vender su negocio masivo y parte de la red redundante de fibra óptica durante el resto del año. El apalancamiento podría disminuir gradualmente a 2.5 veces para el 2020-2021 con la operación normal de los negocios actuales y aún más si es que se concretan las operaciones que mencionamos anteriormente.

*Martín Lara, analista senior de Signum Research.