Como parte de la educación financiera en materia de pensiones, existen parámetros, dentro del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), que son indispensables conocer para tener una mejor noción del funcionamiento y evolución del sistema.

Entre dichos parámetros, se encuentran las cuentas individuales, los activos netos, las siefores, los rendimientos, el ahorro voluntario, etcétera.

Las cuentas individuales

Las cuentas individuales son las cuentas únicas y personales de cada trabajador en el Sistema de Ahorro para el Retiro, que son manejadas por las administradoras de fondos para el retiro (afores). En dichas cuentas se acumulan las aportaciones tripartitas realizadas por el trabajador, empleador y gobierno. Al cierre del primer cuatrimestre del 2018, se tiene registro de un total de 60.9 millones de cuentas a cargo de las afores.

De estas cuentas, 68% corresponde a trabajadores registrados y 32% a trabajadores asignados, es decir, a aquellos trabajadores que aún no eligen afore.

Los activos netos

Los activos netos son los recursos administrados por las afores y se integran por los recursos de las cuentas individuales de los trabajadores y el capital de las propias administradoras. Al cierre del primer cuatrimestre del 2018, los activos netos administrados por las afores ascienden a 3.3 billones de pesos. Dichos recursos se incrementaron en 367,000 millones de pesos con respecto al primer cuatrimestre del 2017 (13% en términos relativos).

Las siefores

Las siefores son sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro, operadas por las afores, y son el medio a través del cual las administradoras invierten los recursos de la cuenta individual para hacer crecer los recursos a través de rendimientos. De acuerdo con la edad de cada trabajador, los recursos son invertidos mediante diferentes reglas, determinadas para cada siefore.

Del total de activos netos en el SAR, tan sólo 5% corresponde a trabajadores de 60 años de edad o más (SB0 y SB1). El grupo de trabajadores entre 46 y 59 años (SB2) participa con 37%, mientras el conjunto de trabajadores entre 36 y 45 años (SB3) participa con 30% y los recursos de los trabajadores más jóvenes, los menores a 36 años (SB4), representan 25% del total de activos netos.

Rendimientos

El rendimiento promedio anual entre 1997 y el primer cuatrimestre del 2018 se sitúa en 11.38% nominal, lo que significa una tasa anual promedio de 5.42% después de inflación.

Ahorro voluntario

El ahorro voluntario son las aportaciones que realizan, de manera no obligatoria, los trabajadores a su cuenta individual, con lo cual es posible incrementar la pensión, o bien, obtener rendimientos atractivos.

Cabe recordar que, al cierre del primer cuatrimestre del 2018, el ahorro voluntario en el SAR se ubica en 42,537 millones de pesos, con un incremento de 30% con respecto del primer cuatrimestre del 2017.

Contar con información del SAR ayuda a tomar mejores decisiones financieras, relacionadas con los recursos para financiar la pensión en la vejez.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org