Con la vista puesta en los reportes corporativos, hemos realizado estimaciones de los resultados de cara al segundo trimestre del 2019. Cabe destacar la importancia de este análisis previo ya que, gracias a él, podrían evitarse sorpresas desagradables en el rendimiento de sus carteras, así como aprovechar oportunidades en empresas donde se proyectan buenos resultados

Como es de esperarse, nuestros estimados varían respecto a la industria de la que se esté hablando. Para la industria minera, esperamos resultados afectados por una caída de doble dígito en el precio promedio de los metales industriales (cobre, plomo y zinc, entre otros), que podrían mermar los resultados de empresas como Grupo México. Por otro lado, en las enfocadas a la extracción de minerales preciosos, como es el caso de Peñoles, este factor no les afectará en la misma medida, dejando la desaceleración en su producción como una de las pocas, pero grandes, barreras a superar.

En el caso de las empresas industriales vemos un panorama con múltiples frentes. Por un lado, observamos que a empresas como Gissa y Nemak, productoras de autopartes, les ha afectado la desaceleración en las ventas del sector automotriz, así como la incertidumbre respecto a las medidas arancelarias enfocadas a sus productos. Por otra parte, consideramos que Rotoplas se enfrentó a un segundo trimestre en donde la contracción en la construcción residencial en México afectó de manera negativa su crecimiento. Sin embargo, en el subsector inmobiliario, prevemos que Vesta presentará buenos resultados con crecimientos en sus ingresos, a pesar del reciclaje de capital (venta de determinados activos del portafolio), y una moderada contracción en la ocupación del portafolio total ante la incorporación de edificios inventario.

En lo respectivo a las empresas cementeras, proyectamos una recuperación en las ventas de Grupo Cementos de Chihuahua (GCC), impulsadas tanto por un crecimiento en volúmenes como por un aumento en precios. Sin embargo, no todas las empresas de este sector corrieron con la misma suerte: tenemos el caso de Cemex, en el cual prevemos resultados con crecimiento negativo en sus ventas consolidadas ante un entorno de desaceleración en los mercados mexicano y europeo.

Para el sector bancario prevemos que la cartera pudiera presentar crecimientos de un dígito alto, lo cual representa una desaceleración importante ya que en años anteriores se observaron crecimientos de doble dígito en este mismo rubro. Las divisiones de Empresas y Consumo resentirán la desaceleración económica. No obstante, hay que recordar que Nafin amplió su programa de garantías, lo que da cierto soporte al primer segmento. En cuanto a la cartera de nómina, también observamos cierta desaceleración que podría llevarla a crecer únicamente un dígito bajo. Consideramos que la morosidad va a seguir en niveles bajos, y creemos que podría colocarse por debajo del nivel observado en el mismo periodo del año pasado, pero por arriba de aquel presentado en los primeros meses de este año.

En el sector de consumo frecuente, prevemos que Arca Continental presentará un crecimiento en volúmenes en la región de Norteamérica derivadas principalmente del efecto calendario que trajo consigo la Semana Santa. Bajo la misma tendencia, vemos a Kimberly Clark de México, cuyos resultados podrían verse beneficiados del inicio de su estrategia de mitigación de precios al consumidor final, así como de la disminución del costo de la fibra de celulosa, su principal insumo.

El patito feo del sector de alimentos podría ser Gruma ya que se enfrenta a un mercado con mayor competencia en EU, y esto ha desencadenado una tendencia negativa en sus márgenes, no obstante, lo anterior es consistente con la guía que ofreció la empresa a principios de año.

En general, esperamos que los reportes de las empresas no sean tan buenos como los presentados en trimestres anteriores. Algunas empresas se enfrentarán a una base comparativa alta, como lo pudimos ver en el caso de Televisa, mientras que otras se toparon ante factores exógenos que pudieron haber perjudicado su comparativo anual y unas pocas, gracias a una eficiente estrategia de costos, podrían ser las que presenten buenos resultados.

*Carlos García es analista bursátil Senior de Signum Research.