La encuesta de reconocimiento confirmó la cuarteta de la que saldrá el próximo dirigente nacional de Morena: un trío conformado por Yeidckol PolevnskyGibrán Ramírez y Porfirio Muñoz Ledo, contra el candidato “oficialista” y actual coordinador de la bancada mayoritaria en San Lázaro, Mario Delgado Carrillo.

Los “puros”, contra un bloque hegemónico en el que confluyen ebraristas y monrealistas, además de funcionarios federales y gobernadores, entre los que se cuentan Jaime BonillaAdán Augusto López Hernández y Rutilio Escandón.

Los “puros” no apoyan a Polevnsky: a Gibrán no le reconocen suficientes méritos (en un error de apreciación monumental). Y van con Porfirio para cobrar viejas afrentas con los ebraristas, que se remontan a los tiempos de la campaña presidencial.

Hace dos años afloraron las reyertas, justo después del triunfo de AMLO en las urnas. Mientras se conformaba el equipo de transición, Monreal y Delgado buscaban los respaldos para erigirse como coordinadores parlamentarios, mientras que el entonces presidente electo pedía un voto de confianza para que Muñoz Ledo encabezara la mesa directiva de la Cámara Baja y le entregara la banda, el 1 de diciembre del 2018.

El exgobernador zacatecano basó su ascenso en 50 firmas que recolectó sin mayores aspavientos. Delgado, por el contrario, tuvo que recorrer el país para sumar apoyos y en ese esfuerzo, pasó por Xalapa, a mediados de agosto de ese año. Quiso la casualidad que coincidiera con el entonces gobernador electo, Cuitláhuac García, quien en la víspera había adelantado el nombramiento de Érick Cisneros como secretario general de Gobierno y confirmaría su decisión en un evento público, efectuado en la Plaza Lerdo.

Después de esa aparición pública, García convocó a un cónclave al que acudieron excandidatos de Morena e integrantes de su equipo de trabajo. Cisneros se erigiría entonces como jefe del próximo gabinete. Delgado se había instalado en un hotel, justo frente al restaurante donde el gobernador electo había citado a la comida, para la que se habían reservado el derecho de admisión. Acostumbrado a un estilo de hacer política, el aspirante a la coordinación de la bancada morenista avisó de su disposición de entrevistarse con Cuitláhuac.

“A mí no me van a usar para pastorear a los diputados federales”, respondió el gobernador en ciernes, quien se negó a visitar a Delgado.

Los gobernadores, divididos. Unos, a favor y otros en contra de Delgado. Las bancadas morenistas, divididas. Los funcionarios federales, divididos... ¿y en busca de una “tercera vía”?

Terminada la encuesta de reconocimiento, el INE y las tres casas encuestadoras seleccionadas enfilan hacia la encuesta abierta, mandatada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial federal con una queja de Gibrán Ramírez ante la filtración de los seis finalistas.  “Hay que llevar el proceso con el mayor rigor posible”, se quejó el exsecretario general del CISS en sus redes sociales, “nada de que los encuestadores contratados se anden con filtraciones o especulaciones”, advirtió tras de acudir al Órgano Interno de Control del Instituto.

Efectos secundarios

REGRESO. A destiempo, por la contingencia sanitaria, el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, cumplió con la liturgia política y remitió su tercer informe de gobierno al Congreso local justo en vísperas de que expirara el plazo legal. Alejandro Ozuna Rivero acudió al Palacio Legislativo para entregar el documento al líder de la mayoría morenista, Maurilio Hernández, y al resto de los integrantes de la Junta de Coordinación Política, quienes acordaron que el mandatario priista use la tribuna legislativa el próximo mes para dirigir un mensaje a los mexiquenses. Y luego vendrá la Glosa del Informe... aunque antes, Del Mazo procederá a un ajuste en su equipo de trabajo. Este fin de semana, para ser más precisos. Entre los que llegan, destaca Ernesto Nemer Álvarez.

AVANCE. Luego de seis meses de suspensión, y con 38 aspirantes registrados, se reanuda el proceso de selección de los dos comisionados del INAI. La exsubsecretaria Tania de la Paz atrae críticas, por una doble condición: una presunta cercanía a la secretaria Irma Eréndira Sandoval, y su experiencia en las materias del órgano autónomo. En aras de la igualdad entre géneros, un grupo de académicos y legisladores estaría a favor de que las vacantes fueran ocupadas por mujeres, pero sólo hay 10 candidatas. Entre ellas, además de la exfuncionaria federal, destacan la comisionada del IZAI, Norma Julieta del Río Venegas, y Marina San Martín Rebollo, de Info-CDMX; mientras que entre los candidatos más reputados están el exconsejero electoral Javier Santiago Castillo; el excomisionado mexiquense Gustavo Parra Noriega y el comisionado capitalino Arístides Guerrero.

@aguirre_alberto

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.