Una semana de un bloqueo ciudadano a las afueras de una mega planta industrial cuya construcción está trunca. La nula mediación gubernamental entre una ciudadanía que defenderá su riqueza natural más apreciada el agua y una multinacional que derramaría 1,500 millones de dólares en Mexicali si prevaleciera el Estado de Derecho. Y nuevamente, el uso de la fuerza policiaca para expulsar a los inconformes que boicotean a una de las empresas materializa los alcances y las tensiones que actualmente engloba el libre comercio en Norteamérica.

En su reporte sobre el primer cuatrimestre del año fiscal 2018, presentado el pasado 29 de junio, Constellation Brands con Modelo, Pacífico y Corona en su portafolio , los directivos de la compañía reconocían que la expansión de sus actividades cerveceras podían verse ralentizadas por una serie de amenazas (adicionales a las de las operaciones ordinarias del negocio) entre las que destacaba la construcción de su planta en Mexicali, Baja California; la optimización de la planta de Ciudad Obregón y la expansión de la cervecería y la fábrica de vidrio de Nava, Coahuila.

Ha pasado un lustro desde que los inversionistas estadounidenses adquirieron a perpetuidad los derechos para producir, comercializar y distribuir exclusivamente en territorio norteamericano las marcas de Grupo Modelo. Hace tres años anunciaron su primera mega inversión en México, de 2,200 millones de dólares. De acuerdo con el gobernador Rubén Moreira, la planta de Constellation sería la inversión más importante en los últimos 25 años para aquella entidad fronteriza.

En Los Pinos recibieron con los brazos abiertos a Rob Sands, CEO de la firma global especializada en bebidas espirituosas y vinos de mesa , quien ante el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que las reformas estructurales abrirían una nueva era en el plano de la productividad, competitividad y crecimiento en México. El Ejecutivo federal se comprometió entonces a que una de sus mayores prioridades sería hacer prevalecer la estabilidad macroeconómica del país, así como seguir proyectando confianza a los mercados internacionales y a los inversionistas globales .

Constellation Brands había apostado a expandir el consumo de la cerveza mexicana premium en Estados Unidos. Y por eso activó un plan de inversiones 1,500 millones de dólares para la nueva planta en Mexicali y 500 millones de dólares para adquirir otra planta en Ciudad Obregón que la ubican en el top cinco de inversionistas extranjeros en nuestro país en lo que va de la administración peñista.

Los agricultores del Valle de Mexicali están entre los opositores a la planta cervecera y cualquier otro proyecto privatizador del agua. Y con el apoyo de otros representantes sociales, integran el movimiento Mexicali Resiste, cuyos principales voceros son el líder cenecista Rigoberto Campos y Modesto Ortega Montaño, exdirector de la Comisión Estatal de Servicios Públicos.

La defensa de los recursos naturales y su oposición al plan estatal para construir un acueducto de 47.5 kilómetros que extraería agua de pozos de la zona norte del Valle hasta la capital enfrentó al Mexicali Resiste con el gobernador panista, Francisco Kiko Vega, quien detuvo la obra que requiere 500 millones de pesos por mandato judicial. Las autoridades ambientales también esperarán a que los magistrados emitan su veredicto para emitir las autorizaciones correspondientes. Campos y Ortega de acuerdo con versiones locales estarían vinculados a Morena y buscarían cargos de elección popular el año próximo.

Hace una semana, Mexicali Resiste bloqueó los accesos al predio de la construcción de materiales e insumos, ubicados a un costado de la planta; ambos aledaños al Ejido Choropo, cercano a la carretera a San Felipe, al sur de la capital bajacaliforniana.

Una semana duró el plantón, que fue desalojado la noche del pasado viernes 21. En el operativo intervinieron elementos policiacos locales y federales. Tres integrantes del movimiento fueron encarcelados y el plantón se trasladó de la planta de Constellation Brands al cuartel de las fuerzas estatales.

Este mediodía, el presidente Enrique Peña Nieto tendrá una breve estancia en la capital bajacaliforniana. Y Mexicali Resiste planea hacer que su voz sea escuchada por el Primer Mandatario. Pero son los inversionistas los que han dejado clara su postura ante la Secretaría de Economía federal: la cancelación de la obra es una posibilidad latente.

EFECTOS SECUNDARIOS

REMPLAZOS. Actualmente, en México hay más hogares que usan leña para la cocción de alimentos y calentamiento de agua, que conectados a la red de gas natural. El precio del combustible es un determinante, pero también una política pública la dotación de estufas ecológicas en comunidades alejadas contribuyó a este fenómeno que exhibe las contradicciones de las reformas estructurales. En breve, Sedesol pondrá en marcha un programa piloto para ofrecer cilindros de gas LP, de 5 kilos, a los beneficiarios del Prospera, en una veintena de tiendas Diconsa en Guerrero y Oaxaca.