¿Manaticidio en Tabasco? El presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de la República Mexicana (AZCARM), Ernesto Zazueta Zazueta, denunció la mortandad de manatíes en los ríos de aquella entidad del sureste mexicano a los medios locales, nacionales e internacionales.

Con el sustento de más de 35 estudios, el especialista alertó sobre las altas concentraciones de metales pesados en organismos vivos y plantas de los afluentes que cruzan el territorio tabasqueño. Los decesos de manatíes, culebras, peces y aves eran tantos —insistió— que las autoridades, locales y federales, debían declarar una emergencia para la zona y atender inmediatamente la crisis ambiental y controlar el consumo de alimentos entre los pobladores.

“Nunca presentó evidencia de la muerte masiva de especies distintas a los mataníes”, reclamaron las autoridades federales. Zazueta, en efecto, sólo pudo recopilar algunos ejemplares de carpa y pez diablo.

Sus advertencias fueron tomadas en serio en Villahermosa. Zazueta convenció al periodista Jesús Antonio Chuy Sibilla Oropesa, conductor de Telerreportaje en XEVA, para iniciar una campaña de recolección de víveres, que serían entregados a los pobladores de comunidades de Macuspana, donde estaría el foco de la contaminación. Y junto con los líderes comunitarios, Yuliana Cambrano y Denis Muñoz, inauguraron hace un mes, un centro de acopio e información.

Primero en la Procuraduría Federal de Protección al Medioambiente y después en Semarnat atendieron las denuncias y procedieron a una investigación exhaustiva sobre los hechos. Sobre los estudios aludidos por Zazueta sólo pudieron recopilar un análisis de la cuenca hidrológica, atribuido a especialistas del Instituto Tecnológico de Boca del Río (ITBC) y un reporte de la necropsia practicada a un ejemplar hembra gestante, con análisis de patología, elaborado por personal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UNAM.

El 22 de agosto, convocado para sustentar sus denuncias, Zazueta no presentó los análisis del ITBC, aunque insistió en que los metales pesados habían provocado la pérdida de al menos 35 manatíes y enfermaban a los pobladores de la zona. Esa postura causó extrañeza —destaca un informe sobre el caso al que se tuvo acceso– y más, porque no aportó estudios distintos a los ordenados y realizados por las autoridades tabasqueñas, en conjunto con la UJAT, la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección del Mamíferos Marinos, el Acuario de Veracruz, el Colegio de la Frontera Sur y algunos asociados a la AZCARM.

Para entonces ya habían pasado tres semanas del primer dictamen oficial sobre el caso: las evidencias disponibles, tras tomar muestras de agua y organismos, no explicaban la muerte de los manatíes, por lo que se requerían más estudios sobre los cuerpos líquidos, los sedimentos y la vegetación, además de más necropsias, pues de los 31 ejemplares hallados, sólo tres habían sido sometidos a los exámenes forenses.

Desde su comparecencia, Zazueta no volvió a presentarse ante las autoridades ambientales; no obstante, las convocatorias directas —vía telefónica— y los mensajes que le fueron remitidos con otros agremiados a la AZCARM. Reportes de funcionarios tabasqueños refieren que han realizado tres visitas a Tabasco, en vuelos privados.

Lo cierto es que en los últimos cinco meses han aparecido 43 manatíes muertos y todavía no se identifica el agente causal de los decesos. Las hipótesis planteadas son: florecimiento de algas nocivas, depredación humana y contaminación de aguas.

EFECTOS SECUNDARIOS

AVISTAMIENTOS. Sin más compañía que la de un asistente, José Antonio Meade Kuribreña recorría a paso lento uno de los pasillos laterales del Parque Lincoln. Nuevamente de traje, con su nuevo look, se dirigía a una comida en uno de los restaurantes más concurridos de Polanco. El excandidato presidencial priista pronto regresará a la actividad, luego de que decidiera —por motivos estrictamente familiares— quedarse en México. A unas calles, Aurelio Nuño terminaba una amena charla con Alexandra Zapata, vocera del Imco. La reunión entre los expertos en la reforma educativa ocurrió apenas a una cuadra del cuartel general del elbismo. El extitular de la SEP reactiva, al igual que su exjefe, sus apariciones públicas. En el PRI esperan que pronto se incorpore al CEN... ¿como presidente de la Fundación Colosio?

RÉPLICA. El Poder Legislativo Federal puso el ejemplo, en materia de austeridad, con la reducción de los emolumentos que perciben senadores y diputados federales. La Suprema Corte de Justicia de la Nación recortará gastos administrativos, pero no está dispuesta a la reducción salarial, pues —en su criterio— las frugalidades no deben comprometer la autonomía e independencia judicial. En ese ámbito anticiparon una reducción presupuestal de 5,000 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2019 y el Tribunal Electoral solicitará 2,606 millones, 350 millones menos que en el 2018. ¿Y los órganos autónomos? El senador priista, Mario Zamora, propuso un punto de acuerdo para exhortar a los congresos de las 32 entidades federativas a establecer planes de ahorro, reducir erogaciones y transparentar el ejercicio del gasto público devengado para sus funciones. “La austeridad llegó para quedarse, el Estado debe tener como principal política de gasto la preservación de los recursos”, sentenció el representante sinaloense.

CERTEZAS. En el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, después de un análisis profundo, tienen certeza de la elegibilidad, jurídicamente hablando, del actual presidente de esa instancia, Álvaro Augusto Pérez Juárez, quien buscaría reelegirse en el cargo por los próximos tres años, toda vez que la nueva Constitución Política de la CDMX entrará en vigor hasta diciembre próximo.El proceso de renovación tendrá lugar a principios del mes de noviembre y, para ello, han levantado la mano también la magistrada Celia Marín Sasaki, el magistrado Manuel Enrique Díaz Infante y el magistrado Carlos Vargas Martínez; este último, por cierto, quien fuera oficial mayor del organismo judicial en tiempos de Edgar Elías Azar.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.