En España, la oficina reguladora de las apuestas se denomina Dirección General de Ordenación del Juego y sus tres oficiales de más alto rango estuvieron a la Ciudad de México para participar en la III Cumbre Iberoamericana del Juego. Directivos de las empresas y representantes de los gobiernos de México, Brasil, España, El Salvador, Panamá, Paraguay, Portugal, Puerto Rico y Uruguay acudieron a este encuentro con los capitanes de la industria en el hemisferio. La delegación mexicana estuvo encabezada por el titular de la Comisión Nacional para las Adicciones, Manuel Mondragón y Kalb, además del director de Juegos y Sorteos, Luis Felipe Cangas.

La tercera edición de esta cumbre las dos anteriores tuvieron lugar en España congregó a autoridades reguladoras, permisionarios, fabricantes y proveedores de una docena de países. Tras la inauguración y la primera jornada de discusiones, la embajada de España en México ofreció un cóctel de bienvenida.

En lo que va de esta década, la industria del juego en México se ha estancado, sobre todo por la incertidumbre jurídica. La apertura de una sala de sorteo de números y apuestas remotas, con 150 máquinas tragamonedas, requiere una inversión de 10 millones de dólares, pero ante el endurecimiento de las autoridades estatales y municipales, ya nadie quiere arriesgarse.

En el último lustro, el crecimiento del sector casinero es nimio. Al cierre del 2014 había 306 salas abiertas y un año después, funcionaban 319; la mayoría están concentradas en la capital de la República, Nuevo León, Baja California, Jalisco y el Estado de México.

Actualmente, generan 38,000 empleos directos y 140,000 indirectos; así como la operación de 90,000 máquinas.

Otras 335 salas cuentan con permiso para funcionar, pero no han sido instaladas, ante la incertidumbre imperante.

La saturación de la agenda legislativa no amaina el optimismo, en el Palacio de Cobián, respecto del futuro de la nueva ley de juegos y sorteos. El titular de esa área, Luis Felipe Cangas, insiste en que es una prioridad para el secretario Osorio Chong y para el Ejecutivo federal. Va este sexenio, quizá antes de diciembre de este año , confía.

Entre los puntos más álgidos está la aceptación de un sector de los empresarios turísticos que se oponen a la casinización de los destinos de playa, como la Riviera Maya, Puerto Peñasco, Los Cabos, Acapulco o Puerto Vallarta. Sus representantes recientemente -por mediación del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero- pudieron expresar sus inquietudes al titular de Segob y al presidente Peña Nieto, quienes accedieron a su petición de realizar una amplia consulta. En esos espacios, confían, podrán lograr modificaciones a la propuesta de nueva ley y al reglamento bajo una nueva premisa: la activación de las zonas económicas especiales.

Después de esta cumbre mundial, los 33 permisionarios actualmente reconocidos por la autoridad se quedan con la tarea de materializar sus planteamientos y propuestas a los poderes Legislativo y Ejecutivo. ¿Su mayor preocupación? La apertura total al juego en línea, que actualmente genera operaciones por 300 millones de dólares cada año en México. De esos recursos, prácticamente no queda rastro.

De las apuestas en vivo, que es el rubro que más ingresos genera y también, que más empleos especializados promueve, tampoco hay definiciones. A diferencia del ánimo que privó a finales del sexenio calderonista y en los primeros dos años de la actual administración, ahora existe la voluntad manifiesta de materializar la actualización del marco regulatorio, que el próximo año cumpliría 70 años sin cambios.

La cumbre concluyó anoche con una cena de gala, en el Alcázar del Castillo de Chapultepec. Al cierre de esta edición, directivos y los funcionarios públicos esperaban el arribo del secretario Osorio Chong. ¡Órale!

EFECTOS SECUNDARIOS

BAJEZAS. Mientras que la disputa entre los pilotos afiliados a ASPA y Aeroméxico pudiera resolverse en breve, la cúpula sindical parece ir ganando en la negociación contractual con Aeromar. Esta victoria podría durar poco tiempo y precipitar la caída de la aerolínea por su frágil situación financiera. Y es que la empresa aérea de Marcos Katz sigue disminuyendo su participación de mercado regional e incluso evalúa la posibilidad de abandonar el AICM, para mudar sus operaciones a otra ciudad, pues no logra disminuir sus costos de operación, entre los que se encuentra una planta de 140 pilotos sindicalizados.

BLINDAJE. Las empresas de seguridad privada concentran una fuerza de tarea de medio millón de elementos, que además de los servicios de escoltas y guardias intramuros, están encargados del traslado de valores, de abastecer diariamente a 40,000 cajeros automáticos en todo el país y de vigilar todos los aeropuertos. Dos de las agrupaciones que aglutinan a los empresarios del ramo son la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada y Agrupaciones de Seguridad Unidas por un México Estable y sus dirigentes han comenzado a cabildear una ley que permita regularizar a las empresas de seguridad privada y la creación de una cámara empresarial, que las agrupe a todas.

[email protected]