El hostigamiento sufrido por Alfredo Del Mazo y su equipo de campaña en las inmediaciones de La Coyotera hace una semana encendió la señal de alarma. El candidato priista a la gubernatura del Estado de México -habían planteado sus asesores- tendría un regreso triunfal a Huixquilucan, el municipio que gobernó entre el 2009 y el 2012.

Todo lo contrario. Aunque nadie atina a establecer si los vecinos de aquella barranca actuaron espontáneamente o si el alcalde panista Enrique Vargas del Villar les hizo una travesura. Imposible detener a los youtubers que subieron a las redes sociales el video de la corretiza. El chiste es que nadie metió las manos. Tampoco para frenar el spot que el PAN pautó, sobriamente titulado Microbús Edomex y que recrea un asalto. Ni se quejen... que seguro votaron por el PRI , les dice el empistolado a los temerosos pasajeros del transporte público.

La intercampaña fue un periodo de pesadilla para Del Mazo. El Estado de México tiene una cobertura telefónica de apenas 40%; no obstante, desde hace dos semanas los hogares con línea fija reciben incisivas llamadas para recordarles que el abanderado priista es primo del presidente Enrique Peña Nieto. Y nadie hace ni dice nada.

Los priistas mexiquenses son como la OTAN -refería hoy un exfuncionario peñista que fue enviado a la madre de todas las batallas electorales del 2017-, hay generales muy especializados, con experiencia en múltiples batallas. Cada uno tiene su tropa y está listo para guiarlos en esa lucha cuerpo a cuerpo por los votos .

Todos tienen la receta mágica pero nadie hace nada , se quejaba hace un mes un integrante del equipo de Del Mazo, forzado a convivir con los enviados de Los Pinos y la gente de Eruviel. Anulada la contienda interna -por decisión del gobernador Eruviel-, el precandidato único tuvo que recorrer los municipios mexiquenses, mientras ocurría un drástico relevo en la cúpula partidista y en el primer nivel de la administración estatal.

El último ajuste ocurrió apenas este fin de semana, con la incorporación del extitular de la Profeco Ernesto Nemer Álvarez como coordinador general de campaña, en sustitución de Enrique Jacob Rocha, quien seguirá al frente del war room del candidato. ¿Los golden boys al rescate de Del Mazo? En una primera etapa el PRI mexiquense enfilará sus baterías hacia la abanderada del PAN, Josefina Vázquez Mota. Y para ello su estratega -léase Alejandra Sota Mirafuentes- ha incorporado al despacho de creativos que encabeza el consultor Jordi Segarra, antiguo estratega del PANAL -su hit es la combi que alguna vez condujo Gabriel Quadri- y quien recientemente trabajó para el PAN, durante la campaña de José Rosas Aispuro, actual gobernador de Durango.

Segarra había reclutado en su equipo a María José Ocampo, primogénita de la abanderada panista, aunque su relación laboral duró poco tiempo. Y, a sabiendas de que es una de las operadoras más cercanas y constantes de Vázquez Mota, querrán aprovechar los conocimientos del periodista andorrano.

Es lo menos que podrían hacer, a sabiendas de que el cuarto de guerra del PAN -cuyo comandante es el jefe nacional del partido, Ricardo Anaya- han decidido ser radicales en su postura contra el legado de inseguridad del gobierno de Eruviel Ávila Villegas y, sobre todo, de la corrupción de los peñistas. Los ejes estratégicos de esa campaña están a cargo de los principales directivos de la firma NewLink, aunque la investigación es producto del equipo de Ulises Beltrán Ugarte.

Desde hace dos meses las encuestas ubican a Morena como puntero en la contienda por el Estado de México. Incluso, antes, concedían al menos 15% de las intenciones de voto al PRD y ubicaban a 80% de los electores proclive a una alternancia en la gubernatura.

Para defender su principal bastión el peñismo ha decidido confiar en la operación política del gobernador Ávila, quien en un gesto de buena voluntad dejó a un lado sus antiguas diferencias con Ernesto Nemer, quien hace 72 horas se hallaba fuera del país, en el desempeño de sus funciones como procurador del Consumidor.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿PERNICIOSOS? En la renegociación del TLCAN se multiplican los enconos. Organizaciones como Business Round Table, National Association of Manufactures, Farm Bureau y Emergency Committee for American Trade han reiterado que el acuerdo entre México y Estados Unidos debe prevalecer, aunque subsisten las posturas que privilegian los intereses internos aun si violan lo estipulado por la OMC. Para los empresarios estadounidenses, la prioridad está en la definición de su reforma fiscal, pero la actual integración de la cadena de valor entre las empresas de la región de América del Norte ha alertado al sector privado sobre los alcances que la activación o no del Border Adjustment Tax (BAT) podría tener para el desarrollo y comercialización de sus productos.

Entre las compañías que se han pronunciado en favor del BAT están Boeing, Caterpillar, Eli Lilly and Company, General Electrics, Johnson & Johnson, Oracle, Pfizer y S&P Global.