El decreto presidencial que ordenó un recorte de 75 por ciento en gastos generales, en suministros y mantenimiento de las dependencias del gobierno de la República ha resultado más tóxico que la pandemia de Covid 19.

No pocos lo comparan con ucase, aquellos mandatos del Zar, tajantes y arbitrarios, pues su aplicación generalizada ya afecta a institutos de investigación, a programas para atender a víctimas del delito.

Son tantos los programas afectados que el recorte presupuestal de 75 por ciento al final de 2020 mostrará una sistemática, quizá impensada, pero no por ello menos letal desmantelamiento de instituciones del Estado.

Recuperación, como V, U o como Nike

En junio tocaremos fondo, pero en julio empezará la recuperación, dijo ayer 2 de junio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador al referirse a la todavía nonata o incipiente reactivación de la economía.

Las fuentes gubernamentales, obviamente, hablan de una recuperación en V, esto es que, cae la economía, pero apenas toca fondo empieza una pronta recuperación. Otros hablan de una U, toca fondo y tarda, pero empezará la recuperación a buen ritmo.

Los pesimistas, díscolos como siempre, dicen que será como el símbolo de la marca Nike, recuerdan que baja, toca fondo y luego empieza a subir en una pendiente que de menos de 25 grados. O sea, tardará en subir y nadie se atreve a calcular cuánto.

Es más que estadísticas, el desempleo

Alguna ves dijo Napoleón que el corazón de los hombres del Poder está en la cabeza. Eso explicaría porque las cifras del desempleo son motivo de disputas y debates, por aquello de si son dos millones o un millón.

Cifras que van y vienen. Desde el napoleónico punto de vista es correcto discutirlas, pero a veces se olvida que las estadísticas y números de desempleados no son sólo cifras, se trata de la vida de miles o millones de personas.

Es políticamente incorrecto analizar cuántos futuros cancela el desempleo, cuántos sueños frustra. Empero es políticamente insensato ignorar el daño al ánimo social causado por la desesperanza y vergüenza de que alguien no puede llevar pan a casa.

NOTAS EN REMOLINO

No debe pasar inadvertido un dato sobre el financiamiento del Tren Maya, obra para la cual recorre el Presidente López Obrador el Sureste para dar banderazos de arranque. Se dijo ayer 2 de junio, que la obra tiene invertidos fondos de las Afore, de los fondos de pensiones... En Segob, la titular Olga Sánchez Cordero, a la cabeza de cuatro miembros del gabinete, tuvo un diálogo virtual con los gobernadores. Dicen haber discutido la eventual reactivación económica en cada entidad... Muy soterrada, pero intensa y poderosa la subterránea campaña emprendida contra la jefa de Gobierno de CDMX. Y dicen que en Morena no hay futurismo... A Ricardo Rodríguez lo mandan de subastar bienes como prospecto para ser Procurador de la Defensa del Contribuyente. Si actúa como hasta ahora, los contribuyentes están perdidos de antemano... La llegada de Jaime Cárdenas, experimentado funcionario y político sólo demuestra que la familia de Moena es tan grande como en los tiempos dorados fue la “familia revolucionaria”. E igualmente generosa...

José Fonseca

Periodista Político

Café Político