La reconversión productiva o reconversión de cultivos es la adopción de nuevos sistemas, técnicas o procesos productivos que conduzcan al incremento de la competitividad de un productor, sociedad o empresa.

La reconversión de cultivos es importante ante diversos aspectos que se presentan en el proceso de producción de determinado producto y más aún, cuando el proceso productivo siempre ha sido el mismo y en la misma línea de producción; es decir, una reconversión de cultivos puede ayudar en algunos aspectos técnicos como lo son impedir que ciertas plagas de cultivo sean inmunes o resistentes, así como mejorar la fertilidad del suelo para incrementar la producción, entre otros.

Otro factor en favor dentro de la reconversión de cultivos es en el aspecto económico; es decir, diferenciar dentro de una región las zonas con mayor potencial para la producción de determinado cultivo y, en las que tienen bajo potencial para ese cultivo, analizar la posibilidad de sembrar otros cultivos que se adapten a las condiciones de la zona, con la finalidad de no saturar el mercado y ocasionar una disminución de precio, sino todo lo contrario, que los productores puedan vender su producto a un precio atractivo.

Desde el punto de vista económico, no es otra cosa más que aprovechar las ventajas comparativas y competitivas, ofreciendo productos con valor hacia el mercado interno y externo.

Dicho lo anterior, cabe mencionar que en Zacatecas, entidad que se caracteriza por ser el principal productor de fríjol a nivel nacional, con una producción media de 250,000 toneladas en el año agrícola, equivalente en promedio a 23% de la producción nacional, está en marcha un programa de reconversión de cultivos en aquellas zonas en las que se tiene bajo potencial para la producción de fríjol, para concentrarse en obtener una buena producción en las zonas con alto potencial y sobre todo, asegurar un buen precio al no saturar el mercado.

A su vez se están sembrando cultivos como canola y girasol en las zonas de bajo potencial para frijol, los cuales presentan gran adaptación a las condiciones agroclimáticas de la región.

En este sentido, tal vez valdría la pena replicar en otras regiones del país lo que se está haciendo en Zacatecas, identificando y aprovechando las ventajas comparativas de cada una de las regiones, con la finalidad de ser competitivos y, principalmente, que los productores mejoren sus ingresos a través de programas de reconversión productiva.

*José Ramón Ojeda Ledesma es especialista de la Dirección de Consultoría en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]