Como les anticipé casi en tiempo real, la agencia Moody´s Investor Service otorgó el upgrade esperado a México, para cambiarle la calificación de Baa1 al de A3 .

Este upgrade tiene un par de connotaciones muy relevantes en el contexto de turbulencia internacional de la que están siendo presa los mercados emergentes:

La primera es precisamente, que viene a apuntalar la diferenciación que ya venían haciendo los mercados sobre México y que le ha permitido transitar por la turbulencia, con el tipo de cambio menos depreciado entre las cotizaciones de Sudafrica, Turquía, Rusia, India, Indonesia o Brasil.

La segunda, me la explicó el director de calificaciones soberanas en Moody´s, Mauro Leos no es simplemente un upgrade, lo que de por sí es una noticia positiva. Es un upgrade que lleva México al grupo de emisores cuyo grado de inversión es más sólido y robusto ( ) en un contexto donde la preocupación sobre el futuro de los emergentes va en aumento .

En una extensa conversación, que podrán leer con mayor detalle en el impreso de mañana, el directivo recordó que le tomó a México catorce años, graduarse del grado de inversión Baa . Es decir, tuvieron que pasar dos administraciones completas (la de Vicente Fox y la de Felipe Calderón), el último año del gobierno de Ernesto Zedillo y el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto. Esto último, lo digo yo.

Memorabilia

De hecho, tengo bien presentes las palabras del mismo directivo cuando en años anteriores, hablo del 2008 al 2010; entonces me decía que México estaba en el tope de la calificación Baa y que la posibilidad de subir la nota, estaba anclada a un cambio radical suficiente para fortalecer las finanzas públicas y acotar la dependencia de los ingresos petroleros.

Lo que no estaba siquiera en el radar de probabilidades de Moody´s.

Y tengo tan presentes estas conversaciones, como el día que nos citaron en Banco de México a un pequeño grupo de reporteros (cuatro o cinco), allá en el año 2000, en un día del mes de enero, para explicarnos que la misma agencia, Moody´s, estaba otorgando a México el codiciado grado de inversión.

Calificación que le colocaría en la mira de fondos globales cuya inversión estaba atada por la regulación internacional a llegar solo a un mercado con esta distinción.

Hoy, el directivo me confirmó que fue Moody´s la primera agencia que otorgó a México el grado de inversión y es la primera en reconocer que el gobierno es un emisor cuyo perfil financiero es mucho más robusto.

Ancla en turbulencia

La nomenclatura de Moody´s, le dice a los inversionistas que las emisiones soberanas, es decir las colocaciones que realice el gobierno mexicano de ahora en adelante, están garantizadas por un perfil financiero más robusto del que tuvo el gobierno los catorce años previos.

El nivel de solidez financiera del emisor, es entonces similar al que tienen sus pares con la misma calificación, como Malasia. Nada menos que uno de los tigres asiáticos.

Reacciones positivas

También tuve la oportunidad de platicar con analistas de bancos globales, como HSBC, Goldman Sachs y Barclays. La coincidencia es que no podía ser más oportuno el upgrade de Moody´s en el contexto de la turbulencia global.

Y el analista de Moody´s lo rubricó cuando me dijo que fue el menor impacto de la incertidumbre, un factor importante para analizar el upgrade y concretarlo.

El tipo de cambio confirmó lo dicho por los especialistas. A las 2.55 de la tarde, las cotizaciones interbancarias se ubicaron en 13.27 pesos por dólar, que incorpora una apreciación de 7.70 centavos respecto de la apertura. Apreciación es una palabra que no se había utilizado para hablar del peso mexicano, desde hace una semana.

De mis apuntes

Resultó una buena noticia, inesperada y oportuna, positiva y de certidumbre. A mí, me regresó la confianza y me arrancó una sonrisa. Tuve la oportunidad de reportear el alza de calificación del grado especulativo de México, al grado de inversión en el año 2000; he reportado en estos mismos 14 años el fortalecimiento macrofinanciero de mi país y hoy, estoy refiriéndoles el reconocimiento de Moody´s. México es un emisor cuya calificación es "A3".em>