Tiempo de definiciones en el magisterio. Los afiliados a la organización que encabeza Elba Esther Gordillo Morales han elegido a los delegados que participarán en el VI Congreso Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y en las últimas semanas, una cuarta parte de las 59 secciones sindicales que integran al gremio.

Los preparativos del evento donde se decidirá el destino de la Presidenta Vitalicia del SNTE han sido dispares; sin llegar a prender señales de alarma, pero tampoco adelantan épocas sosegadas. La semana pasada, casi en el límite legal, debieron remplazarse los secretarios generales de las secciones 23 y 51, donde confluyen los maestros de las escuelas públicas de Puebla.

Una rebelión impidió que Martha Cortés Chumacero, la favorita de los gordillistas, tomara las riendas de la sección 51. Igual suerte corrió Hugo Alejo, quien buscaba la Secretaría General de la 23, pero tuvo que ceder el espacio a Emilio Salgado, quien tiene el respaldo absoluto de su predecesor Éric Lara y del gobernador Rafael Moreno.

En la angelópolis, la agenda de Moreno Valle se impuso a los afanes de La Maestra. Lo paradójico es que el daño pudo haber sido mayor, de no ser por la intervención del secretario general del SNTE, Juan Díaz de la Torre, quien negoció carteras y posiciones para quedarse con los delegados al Congreso Nacional, que tendrá lugar justo dentro de un mes en Rosarito, Baja California.

La renovación de las dirigencias magisteriales locales continuará en Veracruz y Jalisco, donde Díaz de la Torre alguna vez fue dirigente seccional.

Allá fungirá Cirilo Salas Hernández, líder saliente de la sección 51, como representante especial del CEN del SNTE. Si fracasa en su misión de contener a la disidencia -algo poco probable, mas no descartable- comprometería el plan elbista de mantenerse al frente del sindicato más poderoso del país.

En San Luis Potosí y Tlaxcala, la elección de los delegados que acudirán al Congreso Nacional transcurrió sin aspavientos, igual que en la sección I, en Aguascalientes, donde los trabajos electivos ocurrieron la mirada vigilante del gobernador, Carlos Lozano de la Torre y del representante elbista, Gustavo Martínez Aguirre, uno de los más leales y antiguos aliados de La Maestra. La simbiosis entre el gobierno del Aguascalientes y la dirigencia del SNTE es indubitable. En las horas previas al congreso de los maestros hidrocálidos, La Maestra recibía en su residencia de la ciudad de México al gobernador Lozano de la Torre.

Y es que Aguascalientes se ha convertido para el SNTE en una especie de laboratorio de la gestión electoral y sindical, en gran medida gracias a la química entre el Mandatario estatal -cercanísimo a Manlio Fabio Beltrones y con buenos contactos en el equipo peñista- y Gordillo Morales.

En materia curricular, allá se han habilitado 200 escuelas de tiempo completo con más de 36,000 alumnos y se han habilitado 400 planteles con las herramientas de enseñanza digital, los dos proyectos lanzados en el tiempo en que el yerno de La Maestra, Fernando González era Subsecretario de la SEP, y que no son otra cosa más que la propuesta elbista para elevar el rendimiento en las escuelas públicas.

En Aguascalientes, el programa HDT mostró sus bondades: en las más de 8,600 aulas de primer a tercer grado de prácticamente todas las escuelas secundarias y telesecundarias en el estado, invirtiendo 619 millones de pesos para la operación y equipamiento, destacando la adquisición de 27,000 laptops, pizarrones digitales y dispositivos de evaluación electrónica.

El 20 de septiembre, horas antes de que se reuniera con Gordillo Morales, el Gobernador de Aguascalientes sostuvo una reunión con Aurelio Nuño, responsable de los asuntos educativos en el equipo de transición de Peña Nieto. Lozano de la Torre fue el portavoz de un mensaje importante...

Si Elba Esther queda al frente del SNTE­ o decide retirarse es otra historia. El reto central radica en que la Federación y los gobiernos estatales deberán mejorar, presupuestalmente, la fórmula para asignar las partidas presupuestales para los principales programas educativos. La mitad de las entidades -las menos pobladas y con mayores índices de marginalidad- se queja de carecer de recursos para pagar las nóminas de los trabajadores de la educación. Ése -y no otro- es el principal problema que aqueja al sistema educativo nacional.

EFECTOS SECUNDARIOS

MEDIAS VERDADES. La desinformación gubernamental produce cualquier cosa, menos silencio. Esto, a propósito de dos hechos impactantes ocurridos la semana pasada. Sobre la explosión en las instalaciones de Petróleos Mexicano en Reynosa, Tamaulipas, se informó al primer círculo del gobierno federal que el accidente ocurrió por la impericia de los trabajadores que realizaban tareas de mantenimiento en los ductos. Un chorro de casquijo que golpeó el piso convirtió eso en un infierno, ante una fuga de gas de la que no se habían percatado. La otra historia tiene que ver con el deceso del diputado mexiquense Jaime Serrano Cedillo. Más que un crimen pasional, generado por diferencias conyugales, los abogados de la viuda y presunta asesina, Patricia Grimaldo de la Cruz, tratarán de acreditar la defensa propia. Y sobran evidencias del pasado violento y de casanova del líder priísta, quien nació en las colonias bravas de Ciudad Lago, afrontaba constantes acusaciones por acoso sexual y visitaba centros nocturnos con demasiada frecuencia, de acuerdo al parecer de muchas buenas conciencias.