La desaparición de Diego Fernández de Cevallos es ahora más una desesperación que expectativa. Se esfumó igual que en 1994 cuando punteaba preferencias electorales como candidato del PAN a la Presidencia, pero abdicó y dejó ganar de calle’’ a Ernesto Zedillo, último gobernante del PRI.

Hoy todo es silencio. Oficialmente las Procuradurías de Querétaro (PGJE) y General de la República (PGR), abogan por no generar especulaciones’’ como se hizo desde el viernes y sábado pasados.

Han pasado las 48 horas críticas para contar con elementos suficientes y esclarecer los hechos como mandan los protocolos de investigación. Ya supero el término, ahora sí es una crisis’’ que va camino a una semana.

De todo lo que se está publicando en medios de comunicación reporteros que cubren las fuentes de Procuración de Justicia y Persecución del Delito no hay nada sólido. Por eso la especulación.

El tiempo corre y todo mundo que sabe de este tipo de casos, es que la crisis’’ de datos genera más confusión.

Ricardo Nájera vocero de la PGR fue tajante: no tenemos ningún comentario al respecto, como tampoco respuestas a peticiones de toda índole’’. Cuando se tenga algo la PGJE y PGR harán lo propio a través de comunicados’’.

Lo que hace pensar en hipótesis. Incluso algunas descabelladas. Pero sin fundamentos. Las leyes en la procuración e impartición de justicia son muy claras: fundamente y pruebe’’, de lo contrario todo es de oídas.

Así como fue conocido el exlegislador, uno de los máximos exponentes del PAN hasta la fecha, mantiene en vilo a reporteros, jefes de información, jefes editores, directores editoriales y hasta dueños de medios de comunicación.

Algunos jugando a la ética’’ periodística. Pero tengan por seguro que no será gratis, debido a que los que pactaron’’, serán quienes nos sorprendan con la primicia nacional.

Cuál respeto a la persona e importancia del caso a Fernández de Cevallos.

Le veremos tal vez en una de las televisoras más grandes del país cuando regrese el presidente Felipe Calderón, ahora que anda ocupado en Estados Unidos con su homólogo, Barack Obama, dando cátedra de cómo se combate al narcotráfico y condenan leyes antiinmigrantes que golpeará a nuestro país, sin que seamos pelados siquiera.

COMMODATO

Bien lo dice doña Isabel Miranda de Wallace, madre de Hugo Alberto Wallace Miranda, secuestrado por un grupo de malvivientes que lo engañaron, privaron de su libertad y asesinaron, pero no dejaron rastros donde se encuentran sus restos.

Es un secreto a voces. Pero los implicados guardaron silencio. Son cinco y uno prófugo, lo que llevó a doña Isabel a convertirse en una de las principales figuras públicas en la búsqueda para que se cambien las estructuras antiguas y evitar este tipo de ilícitos.

Cualquier desaparición es indudablemente lamentable, es un mensaje, pero también es indignante para los ciudadanos comunes y corrientes, el que se mueva un aparato y todo un sistema para una persona que fue funcionario o que fue senador’’.

Pero bueno, tanto vale la vida de un trabajador como de un exsenador, pero sabemos que hay ciudadanos de primera y de segunda clase. Así es el trato’’, enfatizó Isabel Miranda de Wallace.