La procuradora general de la República, Marisela Morales Ibáñez, muy clara, decidió ahora sí enfrentar a algunos medios de comunicación, que han hecho eco de arengas políticas lanzadas desde el PRI, por el cambio que ordenó en la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

José Luis Vargas Valdez, no era investigador. En los anteriores cambios que se dieron en la misma Fiscalía de igual forma hubo críticas, que porque no tenían experiencia en ese género fueron los argumentos’’. Pues bien, ahora que estamos aplicando el perfil’’ de investigador al nombrar a Imelda Calvillo Tello, salen con lo mismo, dijo.

En la plática, más que conferencia, celebrada en el Hangar de PGR, de donde saldría después para viajar en la comitiva del presidente Felipe Calderón a Chihuahua, la abogada de la nación, fue tajante: la propuse al cargo porque es una excelente investigadora y los ataques que ha recibido de estar vinculada con algún partido político o crimen organizado son una calumnia y una infamia’’.

Ante lo publicado por El Economista impreso el pasado miércoles, Morales Ibáñez, puntualizó que a ella, le correspondió investigar desde la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en 2008 a Calvillo Tello.

Ella era entonces Delegada de la Procuraduría General de la República (PGR) en Puebla. Hubo una investigación sobre servidores públicos de la Agencia Federal de Investigación (AFI), policía estatal, municipal y de procuración de justicia del Estado, ligados con el cártel de Los Zetas, por lo que se excuso’’ del asunto, al ser varios de ellos sus subalternos.

Ella no era investigada, sino los funcionarios federales, por lo que se determinó ejercitar acción penal contra ellos’’, de ahí para adelante, narró Morales Ibáñez, Imelda Calvillo Tello, continuó su carrera de investigación, que la ha llevado a ocupar diferentes cargos.

El último de ellos, cuando estuvo en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros (UEIDF) de PGR, donde fue responsable de integrar la investigación sobre el caso conocido como El Moreirazo’’, no es que ella lo hubiera pedido, sino era su obligación’’.

Ahora, dijo la Procuradora, cuando se está pugnando como resultado de la Reforma de Justicia Penal, de privilegiar la investigación’’, se ataca, lo que esencialmente se requiere, así se está trabajando en la institución.

Sin mencionar su nombre, que fue borrado incluso en el boletín nocturno del lunes pasado de José Luis Vargas Valdez, resaltó que la FEPADE había cosechado éxitos’’ de 90% en consignaciones por delitos de carácter electoral, pero por falsificación de credenciales del Instituto Federal Electoral (IFE) y de trámites dolosos de micas del IFE con otros domicilios, para realizar fraude electoral.

Ahora bien, atajó. Dónde están los promotores de esos hechos ilícitos ¿pregunto? Y Precisamente Imelda Calvillo, llega para realizar las investigaciones de casos relevantes que ocurrieron en Michoacán y Estado de México, porque el anterior no logró aclarar ninguno’’, espetó Morales Ibáñez.

Dejó en claro, que ni ella, la nueva titular de FEPADE o algún funcionario de la PGR, tiene alguna filiación partidistas, su única misión es la de procurar justicia y resaltó que los ilícitos electorales no solo son responsabilidad de Imelda Calvillo, sino de todas las Fiscalías y áreas especializadas de la PGR.

Debido a que en ese tipo de delitos convergen, una serie de delitos como delincuencia organizada, servidores públicos y electores, entonces, las indagatorias irán a donde deban ir porque es tiempo de cambiar y todo va a cambiar’’, enfatizó la primera mujer en ocupar la Procuraduría Federal.

COMMODATO

El Moreirazo’’, los 25 millones de pesos veracruzanos y en caso Tamaulipas y los tres presuntos exgobernadores pillos, siguen avanzando. Si son políticos, bueno, si son de crimen organizado, también, lo importante es que no siga prevaleciendo la impunidad y los truques políticos.

¿Es deseo?