En lo personal y como funcionario peñista, Alfonso Navarrete Prida presume de una hoja de vida intachable aunque no soslaya que algunas veces existen personas con oscuros intereses que pretenden dañar la imagen y reputación de los servidores públicos e incluso obtener un lucro, beneficio o ganancia indebidos .

Aunque al principio del sexenio afloraron públicamente algunos aspectos incómodos de su vida personal y de estancias en Las Vegas, el secretario de Trabajo y Previsión Social (STPS) sostiene que sus actos son totalmente públicos, transparentes, difundidos y consultables por las vías legales , lo mismo que su patrimonio.

Esas expresiones no eran a propósito de algún señalamiento por la reciente construcción de un inmueble o la adquisición de un vehículo. Y no son una chorcha, sino que fueron vertidas ante un ministerio público federal hace seis meses, según consta en la averiguación previa DGCAP/ZNO-XIV/60A/2015, abierta por la denuncia presentada por tentativa de extorsión contra Carlos Mauricio Salazar Douglas, excoordinador administrativo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Abogado de profesión, el titular de la STPS tuvo que proceder contra su excolaborador después de que Rogelio Miguel Figueroa Velázquez, director general de Inspección Federal del Trabajo reportara que Salazar Douglas habría exigido 3 millones de pesos a cambio de no dañar su imagen. Tal extorsión sería la culminación de una cadena de hostigamiento y amenazas en las que hubo filtraciones periodísticas sobre los traslados aéreos del funcionario y mensajes SMS a su celular.

Salazar Douglas reviró con una afirmación tajante: ninguno de los hechos que se pretende imputarme pueden ser imputados simple y sencillamente porque son un invento ridículo del denunciante con el ánimo revanchista de dañarme al nunca haber aceptado múltiples invitaciones y pretensiones para pertenecer a su círculo íntimo .

Este extraño caso, radicado en la Unidad Especializada en Análisis Financiero de la oficina del procurador Raúl Cervantes, sigue un rumbo tortuoso. Y sus detalles podrían haber sido difundidos si Navarrete Prida hubiera cumplido su pretensión de buscar la candidatura del PRI al gobierno del Estado de México.

El daño reputacional de estas controversias casi siempre impacta las contiendas políticas. Y sobre eso deberá experimentar Alfredo Del Mazo Maza, recién separado de sus funciones legislativas. Este mediodía de acuerdo al plan cuidadosamente trazado en Los Pinos será admitido su registro como aspirante único dentro del PRI a la candidatura.

El exalcalde de Huixquilucan, previo a su paso por San Lázaro, fungió como director general de Banobras. Y allí dejó expedientes abiertos que podrían resultar fastidiosos durante la campaña. ¿El más preocupante? El crédito otorgado a Rotary Drillings Internacional, por 100 millones de dólares a mediados del 2013, que mereció observaciones de las entidades auditoras, una investigación de la Función Pública y una denuncia penal. La sombra de este fraude podría enturbiar sus aspiraciones.

El PRI enfila a definir a su candidato. Los finalistas eran Del Mazo Maza y Ana Lilia Herrera, exsenadora y actual secretaria de Educación de la administración eruvielista, aunque las fuerzas locales insistían en incluir al presidente del PRI mexiquense, Carlos Iriarte, y al secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

Lo único cierto es que desde hace dos semanas, los equipos delmacistas están listos para desplegar una intensa campaña para amplificar la imagen del heredero del Grupo Atlacomulco y sólo esperaban el pistoletazo de salida, que sería el trámite de la licencia, ante la Comisión Permanente.

En ese lapso, las negociaciones entre los aspirantes se tensaron y ocurrió la filtración de una llamada telefónica entre el exgobernador Alfredo Del Mazo González y el exvocero de Los Pinos, David López. Los delmacistas atribuyeron ese ataque al entorno del actual mandatario mexiquense, Eruviel Ávila Villegas, pero cualquier conflicto habría quedado superado a mediados de la semana que termina, luego de una comida que unificó a los principales representantes del priismo mexiquense.

Hubo dedazo y, por lo mismo, habrá candidatura de unidad. El peñismo envía al más representativo de los suyos, para defender el terruño. Ni Arturo Montiel ni Eruviel Ávila pudieron incidir en la decisión, pues en las encuestas Del Mazo Maza siempre registró como el mejor posicionado, aunque Ana Lilia Herrera tendría el mayor potencial de crecimiento.

EFECTOS SECUNDARIOS

VIRAJE. Luego de un inicio turbulento, Miguel Alonso Reyes ha tomado las riendas del Fondo Nacional de Fomento al Turismo y en los próximos tres meses ejecutará las acciones que permitirán canalizar más de 500 millones de pesos para el mantenimiento y construcción de infraestructura en los destinos que la institución opera, como son Cancún, Loreto, Nayarit, Los Cabos y Huatulco, entre otros. Los proyectos contemplan acciones como la construcción de 280 cuartos nuevos en Huatulco, la modernización de las plantas tratadoras de agua en Cancún y la sustitución de drenaje y pavimentación en Los Cabos; además de apostar por el desarrollo de destinos culturales nacionales, así como por la ampliación de la conectividad aérea con más países distintos al mercado estadunidense.