Hace unos días The Competititve Intelligence Unit y la Asociación de Internet MX publicaron los resultados del 17° Estudio sobre los Hábidos de los Usuarios de Internet en México 2021. Un sólido referente nacional que nos ayuda a conocer datos importantes sobre la población de internautas en el país.

De acuerdo con el estudio, en México existen 86.8 millones de usuarios de Internet a 2020, esto implica un incremento de 8 millones de usuarios en un año. Esta cifra nos indica también que un 76.3 de mexicanos mayores a 6 años usan el Internet.

Como era de esperarse y al igual que con otros países, la pandemia aceleró el crecimiento en la contratación de Internet. Durante 2020 este incremento fue de 10.2%, el mayor observado en 5 años y según el estudio, 8 de cada 10 desconectados pretende hacerse de un acceso a Internet en los próximos seis meses. Este dato es sumamente útil a la hora de dictar políticas públicas, hacer lanzamientos o censos.

Otros datos interesantes revelados por el estudio, pero que tampoco asombran, es el aumento significativo en el uso de Internet y herramientas digitales para las diversas actividades diarias de todo tipo. En otras colaboraciones hemos profundizado en cómo la pandemia ha disparado el uso de la tecnología en educación, trabajo, entretenimiento y socialización. De acuerdo al estudio, 51% de los usuarios incrementó el tiempo de conectividad en el último año.

Datos algo sorprendentes, solamente 1 de cada 10 usuarios incrementó la velocidad de descarga de datos contratada y tan sólo 1% reporta una disminución en el pago de su factura, a pesar de las condiciones económicas adversas, la proporción restante mantuvo su consumo.

Otro dato quizá circunstancial y que tampoco sorprende dadas las condiciones es que 90.9% de los usuarios usó como principal espacio de conexión el hogar.

Esto derivado del confinamiento y las restricciones a la movilidad. Desde luego el ingreso a Internet en escuelas prácticamente desapareció y lo interesante de todo esto será ver qué tanto estas variables regresan a las tendencias anteriores un año después de la pandemia.

De suma utilidad nos resulta saber por qué aún una cuarta parte de la población se encuentra desconectada. Las principales razones apuntan a la falta de habilidades digitales que seguramente recae en los adultos mayores (41.6% del total de los no-usuarios), al bajo poder adquisitivo (25.6%), desinterés/no necesidad (20.0%), así como a la carencia de un dispositivo de conectividad, lo cual quizás esté también relacionado con el bajo poder adquisitivo (11.2%).

Herramientas como estos estudios resultan de gran utilidad para gobiernos, operadores, usuarios, mercadólogos y demás interesados en el tema. Este próximo 6 de Junio, A VOTAR.

aaja@marielle.com

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor