Somos de memoria corta

Bien dicen que el mexicano tiene memoria corta. Apenas en agosto pasado hubo un magno escándalo con Grupo México, de Germán Larrea, pues por negligencia y descuido de dicha firma, contaminó los ríos Sonora y Bacanuchi. Incluso legisladores pretendían quitarle la concesión de la mina Buenavista del Cobre, en Cananea. Hasta obligaron a la minera a crear un fideicomiso por 2,000 millones de pesos para reparar los daños y evitar así las demandas.

Pues al parecer nada de eso afectó a la compañía y por lo que se ve ya hasta se le dio carpetazo a la situación, y todos felices y contentos.

La minera ni se raspó tantito con esta situación; incluso en sus resultados financieros del 2014 la empresa menciona que el año pasado fue récord para sus divisiones de producción y ventas.

Tan bien les fue que dentro de dos semanas los accionistas recibirán un jugoso dividendo en efectivo. Su Consejo de Administración decretó el pago de un dividendo de 0.26 pesos por cada acción en circulación, mismo que será pagado en una sola exhibición a partir del 18 de febrero.

La felicidad de GMéxico también está en que este año en su división minera invertirá 2,796 millones de dólares para la expansión de Buenavista del Cobre, en Sonora, así como de su mima Toquepala en Perú y el inicio de la construcción de su mina Tía María.

Pues así están las cosas en el país en que todo se nos olvida muy rápido.

¿Qué horas son éstas de llegar?

La mesa estaba lista, los anfitriones listos, la prensa lista... ¿y los invitados? Ésa era la pregunta que todos se hacían en el evento anual hipotecario de Banorte, donde se anunció que el grupo financiero dirigido por Marcos Ramírez destinará este año 35,000 millones de pesos para financiar la adquisición y construcción de vivienda. Pero debido a la demora de los invitados principales el evento empezó casi dos horas después.

¿Quiénes eran esos invitados principales? Pues nada más ni nada menos, que los funcionarios encargados de la política de vivienda del país, encabezados por el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Y es que ya es costumbre que estos funcionarios lleguen tarde a sus eventos. Con decirle que la semana pasada en un evento de movilidad sustentable también se le hizo tarde a Ramírez Marín y no tuvo de otra que empezar su discurso con un: Disculpen, debido al tráfico llegué tarde .

¿Cuentos chinos?

Hace un mes ya estaba en caída libre el precio del petróleo y también se tenían dudas de quiénes podrían participar en la construcción del tren México-Querétaro; hace un mes también se sabía que el único seguro para entrarle era China Railway Construction Corp (CRCC), y que el resto de los posibles participantes, la verdad, sólo estaban en las juntas por pura apariencia porque no había ganas de entrarle realmente.

Con el proyecto pospuesto de manera indefinida, CRCC prevé que deberán pedir una compensación al gobierno mexicano por la cancelación del proyecto que ganaron a finales del 2014.

Lo que nos cuentan es que la SCT, de Gerardo Ruiz Esparza, hace sus propios cálculos, entre otros que la preparación de la licitación tuvo un costo máximo de 1.5 millones de pesos, ya contando incluso los análisis previos al proyecto, pero al parecer los orientales quieren cobrar hasta las oficinas de representación que estaban en marcha desde mediados del año pasado y ése es otro costo.

La posición oficial es la misma, el 6 de noviembre se decidió cancelar la licitación porque la ley lo permite y fue un acuerdo de palabra entre el titular de la SCT y el presidente de la República.

No llega a 10

La meta de Interjet, la empresa de la familia Alemán, era llegar el año pasado a 10.3 millones de pasajeros, pero pese a los esfuerzos lo más que pudo hacer fue mover a 8.4 millones.

El camino que siguieron fue tener nueva flota y aventurarse con una alianza de códigos compartidos con Iberia para conectarse de manera internacional: no funcionó.

La idea era conectar a Europa y al norte de África con los 24 destinos más importantes a los que llega la línea mexicana, pero al parecer los intereses del exterior no son los mismos que los de los viajeros nacionales.

A pesar de todo, lo que dicen es que hay que ver el vaso medio lleno, porque si bien no se llegó a la meta sí hubo un crecimiento de 3.6% al año, frente a los niveles alcanzados en el 2013 así que, por lo menos, no le perdieron.

Se aplica

La calificadora Standard & Poor’s otorgó una calificación de BB+ a la financiera Crédito Real, de Ángel Romanos, subiendo un peldaño en relación al pasado ranking en donde se ubicaba con BB .

Los números de esta financiera que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, que preside Jaime Ruiz Sacristán, son sorprendentes. Tan sólo en el último trimestre del 2014 reportó una utilidad neta por 282 millones de pesos.

También le fueron elevadas sus calificaciones de largo plazo en escala global, de largo y corto plazo en escala nacional y lo referente a la indicación de deuda en escala mundial, puntos nodales para que en el 2015 la sofom busque llegar a su meta de crecimiento de doble dígito y continúe aumentando su cartera, que hoy es de 13,000 millones de pesos.