La falta de acuerdos por el lado de la política fiscal amenaza con disipar la recuperación económica de EU.

La semana pasada los mercados cerraron con desempeño positivo durante jueves y viernes, anticipando una posible acción coordinada de los principales bancos centrales a nivel global para apuntalar la frágil recuperación económica.

En concreto, varios especialistas han comenzado a hablar de una nueva ronda de inyecciones de liquidez masivas por parte de la Fed, el BCE, el Banco de Japón, el Banco de Inglaterra y el Banco Central de China. Esta nueva intervención sería, sin duda, buena noticia para los mercados que han cedido ya todas las ganancias obtenidas en el año. Sin embargo, es prudente estar consciente de los límites de la política monetaria.

Durante el primer trimestre del año, consignamos en este espacio que el buen desempeño de los mercados estaba principalmente anclado en la gran intervención de la Fed y el BCE, que habían contribuido a mejorar la percepción sobre el balance de riesgos enfrentado por la economía global. Asimismo, enfatizamos que, a pesar de la fuerza en el repunte de los mercados, no había que perder de vista la vulnerabilidad de las condiciones económicas.

En concreto, en la edición de Sin Fronteras del 14 de febrero, mencionamos: Si bien el crecimiento económico de EU parece estar ganando tracción y la trayectoria del déficit público de ese país podría entrar en una dinámica más constructiva, la situación europea sigue siendo, fundamentalmente, errada .

Unos meses después, la percepción del mercado sobre el balance de riesgos se ha deteriorado considerablemente ante la falta de voluntad de los políticos europeos para llegar a una integración más profunda de la eurozona que permita tender una red conjunta de rescate para los bancos de la periferia europea y ayude a la implementación de políticas fiscales que estimulen el crecimiento y contribuyan a mejorar la trayectoria del déficit fiscal de países como España e Italia. Ante esta falta de acción por el lado de la política fiscal, la percepción del mercado ha vuelto recaer en la capacidad de los bancos centrales para seguir empujando los límites de la política monetaria como herramienta de política económica.

Como hemos mencionado anteriormente en este espacio, una nueva Operación Twist -que consistiría en prolongar el programa actual de inyecciones de liquidez de la Fed sin un aumento en los recursos destinados a recompra de bonos del Tesoro, pero con un cambio en la mezcla de los instrumentos amparados en el programa de recompra- o inclusive un nuevo programa de mayores inyecciones de liquidez –es decir, un QE3- por parte de la Fed debe contribuir a mantener las tasas de interés de largo plazo extraordinariamente bajas aunque el impacto en la economía real se antoja limitado.

Como hemos mencionado en este espacio en el pasado, mientras no haya una mayor certidumbre sobre el rumbo de la economía, los agentes económicos del sector privado, tanto consumidores como empresas, difícilmente aumentaran su demanda de crédito para financiar un mayor consumo o inversión en el entorno actual.

La demanda de crédito en EU no está limitada por el costo del crédito, que ya está en mínimos históricos desde hace meses, si no por la gran incertidumbre del rumbo de la economía que ven los consumidores y los líderes empresariales.

Los estímulos mediante inyecciones masivas de liquidez al mercado por parte de la Fed y otros bancos centrales podrían volver a provocar un aumento en los precios de los activos financieros –principalmente, los mercados accionarios-, detonando un aumento en el patrimonio de las familias, provocando un efecto de riqueza positivo que ha llevado a los consumidores a incrementar su demanda de bienes y servicios de manera temporal.

Aunque la Fed y el BCE en teoría pueden aumentar el tamaño de su balance de manera ilimitada para inyectar más liquidez en la economía, la falta de acuerdos por el lado de la política fiscal amenaza con disipar la recuperación económica en EU y con la desintegración de la eurozona.

joaquinld@eleconomista.com.mx