¿Qué hacer con Gustavo de Hoyos?, se preguntan los miembros de la cúpula empresarial. Amigos, ¿quién va a parar a Coparmex? Está engañando a nuestra gente en el interior del país , dice uno de ellos, en el chat de WhatsApp de la cúpula empresarial -donde participan dirigentes del CCE, la Concanaco-Servytur, Concamin o la ABM- al que esta Caja Fuerte ha tenido acceso.

La grieta se abrió con la decisión del presidente de Coparmex de no suscribir el pacto entre IP, sindicatos y gobierno. Es un oportunista que está desuniéndonos en todo el país. Pido tomar medidas concretas , afirma otro de los participantes en el grupo de conversación en la red social.

Necesitamos que gente importante de Coparmex intervenga y lo pare , propone una tercera voz. Esta estrategia ya está en marcha. Algunos de los principales empresarios de Nuevo León citaron a Gustavo de Hoyos para leerle la cartilla . De manera adicional, uno de los socios más importantes del sindicato patronal me confirmó que están planteando congelar el pago de sus cuotas a Coparmex para hacer sentir su molestia.

La no firma del pacto de Gustavo de Hoyos rompió algo que tiene que ver con los usos y costumbres de la cúpula empresarial: unanimidad hacia fuera y disciplina en los momentos difíciles. El abogado y presidente de Coparmex ha expresado en diferentes foros y ocasiones los motivos de su disenso: el acuerdo es superficial y se hizo a la carrera, más para lograr objetivos políticos que para encontrar soluciones de fondo. En su argumentación destacan algunas propuestas radicalmente diferentes al pacto y la toma de distancia respecto al gobierno federal. En un documento Coparmex enfatiza que su papel es ser la conciencia del sector privado. Es esa conciencia la que nos impide suscribir un acuerdo improvisado, incompleto e insuficiente .

Frente a cámaras y grabadoras los otros integrantes del Consejo Coordinador Empresarial han sido cuidadosos de las formas, pero han dejado ver su molestia con Gustavo de Hoyos. Aseguran que un borrador del documento fue conocido por todos los líderes empresariales desde el viernes por la tarde, casi tres días antes de la firma del pacto. No es verdad que fueron dos o tres horas antes de la firma , me comenta uno de los dirigentes. Todas las fuentes consultadas coinciden en esto: De Hoyos conoció el documento el viernes.

El desdén de los dirigentes que integran el CCE por las propuestas de Gustavo de Hoyos incluye una crítica directa al documento, tiene medidas de mediano y largo plazo que no ayudan a sortear este momento. Todas ellas se han discutido en el CCE y yo no veo alguna o casi ninguna que no hayamos analizado , explica alguien en el chat de WhatsApp.

La otra cara del desdén es el temor a que la disensión de Gustavo de Hoyos tome fuerza. Agremiados de Concamin y Concanaco han sido invitados por el dirigente de Coparmex para que expresen su apoyo al documento alternativo, a través de firmas y su difusión. Amigos: les solicito que seamos respetuosos de cada institución. Y también que nuestras expresiones verbales y escritas no se degraden , contestó De Hoyos.

La respuesta de un dirigente fue fulminante: No me interesa tu postura, puedes hacer lo que quieras, es tu privilegio, sólo respeta la vida interna de otras instituciones, finalmente no te he dado aval para nombrarte mi conciencia, cada ser humano tiene la suya .

Aclaración. Este columnista quiere dejar claro que no accedió a este chat por procedimientos de hackeo. Uno de los participantes me lo mostró y, para hacer la columna, luego confirmé con otras fuentes. Omití los nombres de los que hicieron comentarios en el chat.