La directiva ha dicho que lo más importante es sanar la crisis de resultados del último semestre, luego ya verán.

En el deporte y probablemente casi en todo la idea ha dejado de ser lo más valioso. El negocio llegó a infectar el romanticismo y la identidad, pero no porque sea propiamente malo, al contrario, es lo que lo hace ser rentable, el tema tiene que ver con las personas que lo ejecutan. El fin último resulta la justificación más barata, sencilla y útil para siempre lograr los objetivos.

Mire usted la Liga y comprendamos que hay ejemplos de que el resultado siempre es lo más importante, lo es todo. Es más, aunque defiendas lo que siempre has sido, se te etiqueta de mediocre , fracasado si no ganas, si no sumas, si no consigues resultados, y ante ello llegan los mesías a salvar proyectos. Pero no es que sea así, más bien llegan con un antigripal para no sentir los efectos del resfriado aunque éste siga presente.

En esa categoría está Pumas. El problema no es el club, ni los jugadores, es más, ni el cuerpo técnico, la situación pasa porque representan (aunque no lo quieran y ni siquiera lo sientan) a la Universidad. Los felinos marchan bien, son terceros generales, hace un buen tiempo que no pierden, le ganaron el sábado a América (el rival más odiado) ¡qué maravilla!

Lo malo es que han renunciado a lo que simboliza la idea , la identidad de la institución que representan (desafortunadamente son muy pocos a los que les interesa la filosofía del club). Por ejemplo, meten gol y de inmediato el entrenador decide aplicar sus métodos y echa al equipo a defender el resultado. Pumas deja de ser un equipo arriesgado, para someterse a las órdenes del resultado y también, en cierta medida, del dinero, porque calificar a la Liguilla siempre significa para bien de los clubes una ayuda a sus finanzas.

Los directivos, además, han dicho en los últimos meses que lo más importante es sanar la crisis de resultados del último semestre, luego ya verán. José Luis Trejo es un entrenador que ha ganado prestigio por lo que hizo con Cruz Azul y el título con Pachuca, algunos hablan bien de su trabajo y trato con jugadores y aunque los últimos años el fracaso ha sido un acompañante suyo, ahora mismo ya da resultados con Pumas en gran medida por la paciencia de la institución. El problema no es él, sino lo que representa y hace en su labor como DT, su idea , que poco tiene que ver con los conceptos de vanguardia , innovación e ideología de la Universidad.

Por ejemplo lo mismo puede ocurrir con Tata Martino, entrenador de FC Barcelona, un técnico que siempre ha tenido en su genética el chip de precaución, ahora resulta que dirige a un club, del cual su principal ideología radica en la valentía de la propuesta .

El resultado es lo más importante en la era del mercantilismo y la idea resulta inútil a la hora de medir con datos y tablas generales lo que hace un club. Recurro a Pumas porque es un equipo que en los últimos tiempos ha optado por dos soluciones que nada tienen que ver con lo que representa, como lo fue llevar a Mario Carrillo (que además se identifica con el máximo rival del club) o a José Luis Trejo.

Es también mejor decirlo ahora, ahora que todo es una maravilla y felicidad, que esta columna ni siquiera tiene razón para los resultadistas, que soy un loco que siempre tiene que ver lo malo en lugar de lo bueno .

La identidad es lo que somos y Pumas por la institución que representa no es lo que ahora es. Así las cosas, pero mientras se sume, no hay problema todo será maravilloso ¿no cree?, al final eso es lo que a todos les importa, lo otro, la idea , no da datos, aunque lo que sí otorga es respeto a lo que uno siempre ha sido.