Al inicio del gobierno del expresidente Felipe Calderón (2000-2006) sólo había seis grandes cárteles y al finalizar el sexenio éstos sumaban entre 60 y 80 cárteles, contando los chicos y medianos , según el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, quien fuera Gobernador del estado de Hidalgo. 

La pulverización de los cárteles es producto de la estrategia que el gobierno anterior siguió en su guerra en contra del narcotráfico, sostiene el Procurador y añade, que al privilegiarse el ataque a las cabezas propició que los mandos verticales se hicieran horizontales , lo que derivó en la fragmentación de los liderazgos y la aparición de nuevos grupos. El Procurador de manera textual plantea: La investigación se enfocó sobre cabezas, es decir, no se les hizo a la banda, al grupo delictivo, y esto generó que los segundos, generalmente los más violentos, los más capaces de matar, se empezaran a apoderar o a generar sus propios grupos . La estrategia anterior planteaba, es cierto, la fragmentación de los cárteles para debilitarlos. Los responsables de la misma proponían como el buen modelo a seguir el de Estados Unidos donde, según ellos, había muchos pequeños grupos, pero no grandes cárteles que atentaran en contra de la seguridad del Estado.

Ellos, es cierto también, que ante la pulverización de los cárteles y la violencia que le siguió, que sabían formaba parte de lo mismo, tenían serias dudas sobre si la estrategia que se estaba implementando realmente aportaba a la solución del problema. Estos funcionarios, en privado, reconocían que no tenían buenas respuestas para explicar el aumento desbordado de la violencia y tampoco argumentos contundentes para asegurar, como lo habían pensado originalmente, que la pulverización llevaría a la reducción del poder de los narcos.

Murillo Karam anunció que los órganos de inteligencia trabajan ya en la identificación de estos nuevos grupos y en precisar las zonas geográficas donde actúan.

Es una información clave, para operar cualquier estrategia de lucha en contra del narcotráfico.

La opinión pública debe ser informada, a la brevedad, del resultado de esta investigación. El gobierno ya dio a conocer su plan general de seguridad, pero falta que se precise el modelo a seguir en la lucha en contra del narcotráfico. De lo dicho por el Procurador queda claro no será la pulverización. Es una buena decisión, ya se vio no dio resultados y sí generó mayores problemas.

Hay diversas posibilidades para hacer frente y administrar este problema. Son cada vez más las voces que se pronuncian por la legalización, al principio la marihuana, como parte de la estrategia de solución a la realidad social de la producción, tránsito y consumo de las drogas. ¿Cuál es la nueva estrategia? ¿Cuál es la posición del nuevo gobierno sobre la legalización?

Twitter: @RubenAguilar