DEMANDAS EN CIERNES

Los que no tardan en aparecer son los furiosos proveedores de Oceanografía que fueron defraudados, quienes entablarán una serie de demandas.

Dicen que también se van a ir en contra del banco que fue la entidad que le dio el dinero cuando, supuestamente, se lo tendría que haber dado a los acreedores de la compañía de Amado Yáñez. Así las cosas, todo se va a tribunales y terminará en una reestructura a costa de ¿Banamex?

Está claro que Oceanografía falseó información vital para el banco que dirige Javier Arrigunaga y la comparación que se hace es como si le hubieran robado la sala de su casa y, simplemente, no se dio cuenta.

Lo que sabemos es que no es el único, pero podría pagar los platos rotos no sólo por los más de 400 millones de dólares que no tiene cómo pagar Oceanografía, sino porque ellos habrían incurrido en un error muy grave a la hora de soltar el dinero.

Oceanografía se acogió a un programa de buena fe que tiene Pemex, de Emilio Lozoya, donde sus facturas sirven como aval para que consiga préstamos de corto plazo y el dinero se usaría para pagar las facturas a los proveedores, porque de los 80 barcos de la empresa no todos son propios, muchos de ellos son subarrendados o usaron el registro de proveedores de la empresa para poder entrar y trabajar con Pemex.

El asunto es que, al menos en teoría, los recursos del banco no deberían haberse mandado a Oceanografía, sino a los proveedores que ahora se truenan los dedos porque al caerse el castillo de naipes todos se dieron cuenta de la deuda que traían encima.

TAMBIÉN BANCOMER

En el marco de la visita a México del presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fischer, se le preguntó a Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer, si el banco que dirige tiene créditos con Oceanografía. El directivo indicó que sí, pero son de muy baja exposición . No quiso decir nada más, por el secreto bancario .

Posteriormente, se le preguntó si el fraude a Banamex por parte del proveedor de Pemex le costaría a Javier Arrigunaga la reelección a la Asociación de Bancos de México, a lo que respondió que no, Arrigunaga ya está reelecto .

VIPS SÍ, PERO…

Finalmente, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que lleva Alejandra Palacios, llegó a una resolución sobre la adquisición por parte de Alsea, de la cadena de restaurantes Vips, antes de Walmart de México y Centroamérica.

Resulta que los de Alberto y Cosme Torrado deben sujetarse al cumplimiento de ciertas condiciones, basadas en las condiciones propuestas por la propia Alsea y por Walmart de México, que dirige Scot Rank.

Entre las condiciones, se establece que se debe eliminar la cláusula de exclusividad de 54 contratos de arrendamiento con centros comerciales; que Alsea presente una lista con todos los contratos de arrendamiento que se tengan con centros comerciales, incluyendo información sobre dichos contratos y los arrendadores; y que publique en su página web que tiene ciertas obligaciones relacionadas con no establecer exclusividades en los contratos de arrendamiento con centros comerciales, así como otras obligaciones, entre otros.

Se asegura que si cumple con lo anterior, más otros apartados, puede proceder a hacerse de Vips, anuncio que realizó desde finales del año pasado.

BIEN PORTADOS

En los últimos cinco años, la Fundación Alstom ha invertido más de 4 millones de pesos en proyectos que van desde el desarrollo de energías renovables en comunidades rurales como el caso de Ejutla, Oaxaca, hasta la conservación de aves migrantes en Laguna Verde, Veracruz. A decir de Cintia Angulo, presidenta y directora general de Alstom Mexicana, es sólo el principio.

Los cálculos que tienen es que a través de la Fundación Alstom han logrado impactar positivamente la vida de más de 500 personas de manera directa y han contribuido a la preservación de al menos 18 especies en peligro de extinción.

Estos resultados le permitieron certificarse como una Empresa Socialmente Responsable (ESR) por parte del Centro Mexicano para la Filantropía y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México y la hace líder en este sector porque, desde la perspectiva de Angulo, la responsabilidad social no es gasto sino inversión.

LLANTITAS

Parece que el efecto TLC aún tiene sus beneficios, al menos es una de las cosas que se cuentan en la industria automotriz, luego de que Pirelli, dirigida en México por Tomás Grávalos, piensa invertir cerca de 400 millones de dólares. En realidad, apenas llevan la mitad y el resto dependerá de la respuesta del mercado. Si todo sale como lo planeado, en dos años se deberá haber completado la inversión dedicada prácticamente a la exportación de neumáticos para Canadá y Estados Unidos.

Pirelli tiene su planta en Silao, en el corredor automotriz, y se dice que ya tiene tratos de negocios con armadoras como Ford, Audi y Volkswagen. Hoy tiene una producción de 2 millones de llantas anuales y en cinco años deberá estar sobre los 6 millones, dependiendo de la reacción de los consumidores y las armadoras.