Se acaba de publicar el Índice Internacional de Derechos de Propiedad (IIDP) para el 2018 elaborado por la Property Rights Alliance. Este índice mide el grado en el cual los derechos están protegidos y garantizados y se elabora con base en tres rubros: derechos de propiedad física, derechos de propiedad intelectual y entorno legal y político.

Como he señalado en ocasiones anteriores, tener una eficiente definición, garantía y protección de los derechos privados de propiedad es crucial para tener un proceso sostenido de desarrollo económico. Cuatro son los componentes: el derecho a la posesión de bienes y recursos productivos, el derecho a la libre utilización de estos respetando los derechos de terceros, la libre transferencia de los derechos en transacciones enteramente voluntarias en mercados que operen en competencia y la protección de estos tres por parte de un poder judicial independiente, imparcial, eficiente y expedito. Países en los cuales rige más íntegramente el Estado de Derecho son también aquellos con mayor nivel de desarrollo económico.

En el IIDP, los 20 países mejor evaluados fueron: Finlandia, Nueva Zelanda, Suiza, Noruega, Singapur, Suecia, Australia, Países Bajos, Luxemburgo, Canadá, Japón, Dinamarca, el Reino Unido, Estados Unidos, Austria, Alemania, Hong Kong, Bélgica, Irlanda e Islandia. Coincidentemente, de estos 20, 18 son a su vez los países considerados como los más desarrollados de acuerdo al Índice de Desarrollo Humano que elabora el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (los dos que faltan son Corea del Sur que ocupa el lugar 18 en el IDH y el 35 en el IIDP e Israel con los lugares 19 en el IDH y el 25 en el IIDP). La relación positiva entre integridad del Estado de Derecho y desarrollo económico es muy clara.

¿Y México? En el IIDP nos situamos en el lugar 72 mientras que en el IDH estamos en el lugar 77, muy por debajo de nuestros socios del TLCAN (Canadá ocupa el lugar 10 en ambos índices mientras que Estados Unidos está en el lugar 14 en el IIDP y el 11 en el IDH) y ocupamos el décimo lugar en el IIDP de entre los países latinoamericanos. (Chile, el mejor evaluado en América Latina está en los lugares 29 en el IIDP y el 38 en el IDH).

Por componentes del IIDP, sólo para los tres socios del TLCAN, los puntajes (en una escala de 1 a 10) son: entorno legal y político, protección de la propiedad industrial y protección de la propiedad intelectual, respectivamente: Canadá 8.48, 8.26 y 8.15, Estados Unidos 7.36, 8.31 y 8.70 y México 3.61, 6.09 y 5.81.

Lo mal parado que sale México frente a sus socios del TLCAN en estos dos índices lo podemos ligar con el Índice de Libertad Económica elaborado por la Fundación Heritage. En éste, Canadá ocupa el lugar nueve, Estados Unidos el 14 y México el 63. En dos de sus componentes relevantes al tema que aquí se trata, los puntajes en derechos de propiedad y eficiencia judicial son, respectivamente: Canadá 8.75 y 7.71, Estados Unidos 7.93 y 7.69 y México 5.86 y 3.90. ¡Reprobados!

Es claro el reto que enfrentamos. Dado que el objetivo es introducir a la economía en una senda de desarrollo económico sostenido, es imperativo actuar para lograr una mejor y más eficiente protección de los derechos de propiedad, tanto industriales como intelectuales. La incidencia de piratería en varios ámbitos es alarmante y eso cuesta mucho en desarrollo y en bienestar. Mientras no se atiendan, con carácter de urgente, seguirá siendo un elemento que inhiba el desarrollo.

IsaacKatz

Economista y profesor

Punto de vista

Profesor de Economía, ITAM. Caballero de la Orden Nacional del Mérito de la República Francesa. Medalla al Mérito Profesional, Ex-ITAM.