La Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación ayer quedó vacante. El titular de la Unidad de Gobierno, David Garay Maldonado, aceptó la renuncia que presentó Marcela González-Salas y Petriccoli. Una de sus colaboradoras más cercanas, Gloria Mónica Sánchez Piña, quedó encargada de los asuntos de esa dependencia.

En ciernes está el golpe final al Señor de los Casinos, Arturo Rojas Carmona, y por ende, González-Salas deja asuntos pendientes en esa cartera. No obstante, es una de las cartas fuertes del PRI para ocupar uno de los 11 asientos del nuevo Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones.

Nuevamente el cuotismo de los partidos. El PAN tiene como prioridad al ex consejero electoral Arturo Sánchez Gutiérrez, el PRD privilegia entre los más de 300 aspirantes al también ex consejero Alfredo Figueroa. Esta triada tendría un espacio reservado, al igual que los cuatro consejeros del IFE: Marco Antonio Baños, Lorenzo Córdova, María Marván y Benito Nacif.

De acuerdo con dirigentes de los tres partidos consultados, aún no existe consenso respecto del prospecto más viable para la presidencia del nuevo INE. Si surge entre los actuales consejeros electorales está entre Córdova y Nacif. Si viene de los nuevos , saldría de los tres primeros enlistados en este texto.

Otros candidatos, con merecimientos y cabildeo, están entre los prospectos: Leticia Soto, del Instituto Estatal Electoral de Zacatecas; Néstor Vargas Solano, ex consejero del IEDF, y el magistrado Fernando Ojesto Porcayo están considerados entre los aspirantes más sólidos.

En Juegos y Sorteos impera el gatopardismo. El ex alcalde de Ecatepec, Mario Vázquez, esposo de González-Salas, también trabaja bajo las órdenes del subsecretario Luis Miranda; aunque es el coordinador de delegaciones y ex alcalde Alejandro Ozuna Rivero, quien presume controlar los asuntos de esa dependencia.

Para elegir a los nuevos consejeros del INE resta un mes, pues de acuerdo con la reforma constitucional, el 1 de mayo deberá estar instalado el Consejo General. De allí en fuera, todo es incertidumbre.

Y es que los integrantes del nuevo organismo deberán designar (y remover cuando sea el caso) a los consejeros electorales en las 32 entidades federativas. Salvo la excepción contemplada en el último párrafo del artículo cuarto transitorio de la reforma constitucional que determina la permanencia de los consejeros electorales de los institutos estatales en Coahuila y Nayarit, donde habrá elecciones el próximo 6 de julio ninguna autoridad electoral tendría pase automático.

Esta situación preocupa por la cercanía del proceso electoral del 2015 que, además de renovar la Cámara de Diputados federal, deberá sancionar la elección de nueve gobernadores y la renovación de los poderes en 17 entidades de la Federación. Para cumplir con los plazos del marco legal, podría establecerse un mecanismo escalonado para la designación de los consejeros locales, con prioridad los consejos estatalesque van a elecciones el próximo año, iniciando con las entidades que renovarán al ejecutivo.

En el 2015 se realizaría el nombramiento de consejeros electorales locales en las entidades que tendrán procesos electorales locales en el 2016, priorizando nuevamente las entidades con renovación del poder Ejecutivo. Este mecanismo continuará hasta haber renovado la totalidad de los consejos de los organismos públicos locales. Ante el inminente inicio de 17 procesos locales, y considerando la complejidad y tiempo que implica designar a 119 consejeros locales, cabría la posibilidad de que el INE posponga la designación de los nuevos consejeros electorales de estas entidades, al menos hasta que concluyan sus procesos electorales. Y es que aun no están establecidos claramente los requisitos para ser considerado al cargo de consejero electoral local, ni su permanencia, ni los mecanismos para la ocupación escalonada del cargo (en un esquema similar al que actualmente rige a los consejeros del IFE) para evitar que todos los integrantes de un consejo local asuman el cargo y lo abandonen a un mismo tiempo. En todo caso, habrá de tomarse en cuenta que la Base IV del artículo 116 establece que los consejeros electorales tendrán un período de desempeño de siete años .

EFECTOS SECUNDARIOS

AMPARADA. Ayer por la tarde, la magistrada Antonia Herlinda Velasco Villavicencio dictó sentencia en la que de nueva cuenta se vuelve a conceder la protección de la justicia federal a la maestra Elba Esther Gordillo, ahora por cuanto al delito de defraudación fiscal equiparado que le fue imputado respecto del ejercicio fiscal 2008. La juzgadora determinó que se violaron los derechos de la ex presidenta del SNTE, al no haberse dado contestación a todos los argumentos jurídicos de su defensa. Concretamente, expone, el Tribunal de apelación omitió dar respuesta al planteamiento consistente en que no es posible que la Secretaría de Hacienda se querelle penalmente sin que previo a ello hubiere ejercido facultades de comprobación. Del mismo modo, no es posible presumir ingresos como acumulables sin que previamente a ello se hubieran ejercido tales facultades comprobatorias y notificado de su inicio al contribuyente.