Al ser incluido en la conferencia de ayer martes del presidente Andrés Manuel López Obrador, se abría la expectativa de que junto con las medidas sanitarias para hacer frente al Covid-19, Arturo Herrera, titular de SHCP, anunciara algo del paquete de estímulos económicos para la emergencia.

Amén de reorientarse recursos para Sedena y Marina y adelantar participaciones a estados, AMLO se reservó el adelanto de que se preparan 1 millón de créditos para pequeños negocios, sin réditos o con tasas bajas.

Es de suponer que los apoyos se entregarán vía la banca de desarrollo, aunque esta fórmula dejaría al margen a los negocios informales.

El punto es que con el desplome de la economía, las micropymes atraviesan verdaderos aprietos, y es de esperar con ello un escalada de la cartera vencida, tanto en bancos como en el sector financiero no bancario. Obvio, hay gran preocupación.

Para los miembros de la ABM que preside Luis Niño de Rivera, el nivel de capitalización actual sobre 16% podría representar un colchón. Además las autoridades están atentas y hay pruebas de estrés específicas, según destacó Andrés Fuentes, socio líder de Servicios Financieros de EY.

Como quiera, Fitch de Carlos Fiorillo no descarta un deterioro de la calidad de los activos y las ganancias, ya que además viene una mayor caída en la dinámica crediticia.

La magnitud del impacto dependerá de la duración de la crisis y en esto coincide Carlos Alberto González, director de análisis de Monex, quien hace ver que el golpe a la cartera vigente también alcanzará al sector financiero no bancario, especialmente con las empresas de menor tamaño. En el caso de las medianas y grandes su impacto se verá en sectores focalizados como turismo, aviación, hotelería, construcción, etc.

Otros expertos hacen ver que en general las compañías tendrán pronto un serio problema de flujo. Ya se ha reaccionado para cortar gastos, entre ellos empleos, lo que acelerará incumplimientos en el crédito al consumo.

También para muchas será muy dolorosa la devaluación que ha tenido el peso de 34% en un mes, sobre todo para aquellos con créditos en dólares o materias primas en dicha moneda. Esto ya comenzó a golpearlas e igualmente complicará sus compromisos con la banca.

Así que doble presión en el sector financiero: el terror a los contagios y la futura insolvencia de muchos clientes.

Desconfianza acotaría oportunidades en EU

Como siempre en tiempos de crisis se abren oportunidades para quienes las aprovechen. Recién el subsecretario de Economía, Francisco Quiroga, hizo ver que el Covid-19 ha afectado a 75% de las cadenas productivas de EU, las cuales se reconfigurarán. Para México surgen excelentes espacios, máxime el T-MEC que deberá entrar en vigor en el segundo semestre. Lo importante es sacar raja para exportar manufacturas e incluso insumos ligados al alicaído rubro minero, ahora mismo muy lastimado por la inseguridad jurídica y máxime con el tema de Constellation Brands que dirige Daniel Baima, que cimbró fuerte la confianza de la IP de aquí, y del orbe.

Alsea en picada y Starbucks en EU ejemplo

La mayoría de los formatos de Alsea enfrenta serias dificultades con la crisis del Covid-19. Su acción volvió a bajar ayer 10.5% al llegar a 15.26 pesos. Ya acumula una pérdida de 66% en un mes. La firma de Alberto Torrado recién fue muy cuestionada al mandar a casa a muchos empleados un mes, sin goce de sueldo. Absoluta falta de solidaridad.

Ayer, Kevin Johnson, mandamás de Starbucks, anunció el compromiso de pagar a todos los trabajadores de EU y Canadá que no puedan colaborar, sea porque la tienda cerró o bien porque se sienten incómodos por el virus. Luz y sombra. Alsea tiene para México la franquicia de la popular cadena.

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.