Dentro de los muchos problemas identificados para establecer salarios en el país y que éstos se conviertan en una guía para empleadores y trabajadores, reflejando la escasez relativa de mano de obra, se encuentra el hecho de que no es posible asociar el pago a los trabajadores de acuerdo con su productividad. Otro problema es que las empresas no miden la productividad de sus trabajadores y la estadística oficial tampoco contempla la medición y publicación de indicadores de productividad. Investigaciones recientes, utilizando métodos indirectos, han encontrado que en los años en que la economía crece a una tasa muy reducida, como la actual, la productividad de la mano de obra no crece y en algunas actividades incluso su crecimiento es negativo.

Por principio, debemos establecer que la productividad es una medida de la aportación al producto que hace la última unidad de mano de obra utilizada en la producción. Normalmente, el indicador existente que se publica es la relación entre mano de obra y producto, que se conoce como producto promedio y no es un buen indicador de la eficiencia de los recursos productivos en la economía.

En las empresas y muchos centros de trabajo, se pueden identificar una serie de eventos que significan pérdidas de productividad, que significan una disminución en la eficiencia de las empresas que se refleja en sus ingresos y utilidades, pero que no tiene repercusiones en las remuneraciones de los?trabajadores.

Uno de estos eventos es la proliferación de los espacios libres de humo, junto con la necedad de algunas personas de mantener su adicción al tabaco, lo que implica que muchos trabajadores toman lapsos para salir a espacios abiertos a fumar. Individualmente, cada trabajador debería restar ese tiempo a su jornada efectiva de trabajo y en la preparación de la nómina ese tiempo debería ser descontado.

Tomado en conjunto, este indicador obligaría a las empresas a tomar medidas severas para minimizar o eliminar este tiempo muerto, lo que aumentaría la eficiencia. Otro de los eventos asociados con pérdidas de productividad es el hecho de que muchos trabajadores llegan apenas a tiempo a su trabajo y luego toman un receso para tomar sus alimentos, lo que implica tiempo dejado de trabajar, que causa disminuciones en la producción, que no es descontado al trabajador y que, acumulado, significa enormes pérdidas. Medir la productividad debería ser una actividad prioritaria.

[email protected]