En el estado de Veracruz, el cultivo de caña de azúcar (Saccharum officinarum) participó en el 2016 con una superficie de 323,650 hectáreas, representando 19.6% de la superficie total cosechada; y por el valor de su producción de 9,356 millones de pesos, se ubicó como su principal producto, ya que constituyó 30.8% del valor de la producción agrícola del estado, consolidándose como el producto más importante y de mayor relevancia económica y social en esta entidad

Para la extracción de azúcar a partir de la caña, en los últimos cinco años vienen operando 20 industrias (Ingenios azucareros) en el estado de Veracruz, quienes realizan contratos de abastecimiento a través de las organizaciones de productores.

En el periodo del año 2012 al 2016, se ha presentado una tendencia de crecimiento en la superficie cosechada pasando de 273,575 a 323,650 hectáreas. En cuanto a los rendimientos, la tendencia ha sido variable, aunque en dicho periodo con un ligero incremento, pasando de 61.2 a 64.4 ton./ha. de caña de azúcar.

Esto se ve reflejado en el volumen que se industrializó para la producción de azúcar en dicho periodo, pasando de 16.7 a 20.8 millones de toneladas de caña procesadas.

En cuanto al precio promedio al productor, éste también se vio favorecido del año 2013 al año 2016, pasando de $441.65/ton. a $687.21/ton. de caña de azúcar, respectivamente, mejorando la rentabilidad del cultivo, factor que ha motivado a los productores en los dos últimos años a mejorar la atención de sus parcelas.

Si bien, hoy en día el campo cañero del estado de Veracruz presenta indicadores positivos de rentabilidad es importante recordar que se tienen que mejorar las prácticas de atención al cultivo, ya que este incremento se da principalmente por el factor del mejoramiento del precio del producto y en mínima parte por el mejoramiento de las prácticas agrícolas.

Además, a que 60% de la superficie se cultiva bajo un régimen de temporal con un impacto considerable en el medio ambiente, y para el caso de las superficies bajo régimen de riego, los procesos de producción deben modernizarse, buscando una mayor eficiencia en el uso del agua, los agroquímicos y los fertilizantes.

Por tal situación, es necesario inducir una participación integrada de los agentes de esta red de valor (productores, industriales, proveedores y gobierno) para implementar acciones que permitan incrementar la productividad y reducción de costos por unidad de caña de azúcar producida, buscando mejorar su competitividad de tal manera que se puedan afrontar las adversidades del entorno económico y del cambio climático.

En la segunda parte de este artículo, explicaré las acciones que FIRA, como parte de la banca de desarrollo que coordina la SHCP, está implementando para contribuir a mejorar los indicadores productivos, de rentabilidad y competitividad del campo cañero en Veracruz.

*Jorge Flores Granados es el titular de la Residencia Estatal Veracruz de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]