Durante la primera parte de esta nota de análisis abordé el impacto negativo que deriva de algunas prácticas agropecuarias con respecto a la liberación del dióxido de carbono (CO2) que contribuyen en agravar el medio ambiente y repercuten en el calentamiento global; de igual manera, mencioné las preferencias de los consumidores por los productos orgánicos debido a que no tienen químicos, pesticidas, fertilizantes o aditivos sintéticos.

En esta segunda entrega comentaré las acciones sustentables que FIRA, como parte de la banca de desarrollo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, promueve en el estado de Colima, específicamente en la red de valor limón.

Actualmente las pequeñas, medianas y grandes empresas (PMyGE) productoras de limón del estado de Colima vienen gestionando de manera integral estrategias innovadoras de manejo agronómico a fin de contrarrestar los efectos que el huanglongbing (HLB), la enfermedad del dragón amarillo, provocada por bacterias que afectan a diversas especies de plantas del género Citrus, entre éstas el limón, y que provoca en las plantaciones una muerte paulatina y menor rendimiento por planta y superficie.

En las pequeñas empresas del sector social productoras de limón mexicano del estado de Colima, FIRA ha impulsado desde el 2013 un programa de asesoría con acompañamiento técnico y consultor especializado que promueve, entre otras prácticas, la elaboración y aplicación de abonos orgánicos a partir de residuos de plátano (raquis) y estiércol de unidades ganaderas de traspatio.

Los resultados obtenidos de la implementación e impulso de las practicas amigables con el medio ambiente han sido exitosos en las pequeñas empresas, mismas que han incrementado hasta en 15% su rendimiento por hectárea y disminuido la estacionalidad en producción basándose en prácticas de manejo sustentables e integrales, como son el uso de abonos orgánicos (vermicompostas), podas localizadas y aplicación eficiente de fertilizantes nitrogenados (cantidad y momento adecuado).

En las medianas y grandes empresas FIRA ha financiado proyectos exitosos, los cuales integran la producción pecuaria (producción de becerros) y agrícola (producción de limón) a partir de la producción de vermicompostas. Adicionalmente incorporan un programa de control biológico mediante la producción y liberación de crispas (Chysopa) para el control de áfidos y psílidos vectores de la bacteria HLB.

El impacto de prácticas sustentables es considerable. Se estima una reducción aproximada de 20% de fertilizantes nitrogenados acumulados durante los tres años de aplicación de abonos orgánicos, sin que esto afecte la producción por unidad en este tipo de empresas, lo cual ha propiciado menores costos de producción y menor liberación de CO2 al medio ambiente.

Los beneficios de la gestión de prácticas sustentables en las PMyGE del estado de Colima son sobresalientes, desde el punto de vista económico, ambiental y social, sin embargo, podrían no ser ventajosos sin la integración entre productores y empaque comercializador.

El reto de FIRA en el estado de Colima es continuar promoviendo la integración de la red limón mediante programas de desarrollo de proveedores de empaques que garanticen precios justos por la calidad del producto así como el impulso de tecnologías sustentables que contribuyan a reducir el calentamiento global.

*Beltario Vázquez Aguilar es promotor de la Residencia FIRA en Colima. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]