El proceso electoral fue marcado por la violencia; candidatos de todos los partidos fueron víctimas de asesinatos, amenazas, y levantones. Resulta novedosa la participación directa de los grupos criminales en favor de algunos candidatos.

Afortunadamente las campañas electorales llegaron a su fin, se acabó el chismorreo, la especulación y el gran negocio de las encuestadoras. El próximo lunes ya conoceremos los resultados electorales, sabremos si los electores decidieron ponerle un freno a la cuarta transformación o están conformes con la gestión de AMLO.

El proceso electoral fue marcado por la violencia; candidatos de todos los partidos fueron víctimas de asesinatos, amenazas, y levantones. Resulta novedosa la participación directa de los grupos criminales en favor de algunos candidatos. Ni el gobierno ni el Instituto Nacional Electoral fueron capaces de garantizar la seguridad de los candidatos.

En segundo lugar, la oposición fue de menos a más y Morena fue de menos a nada. Lejos están los pronósticos que le auguraban una mayoría aplastante en la Cámara de Diputados y la mayoría de las 14 gubernaturas en disputa. Las elecciones para gobernador se encuentran en empate técnico con la ventaja de que la oposición lleva una tendencia ascendente. En los estados de  Querétaro, Nuevo León y Chihuahua de plano los morenistas no tienen la más remota oportunidad de lograr el triunfo.

En tercer lugar, el próximo domingo votaremos más polarizados, divididos y enojados que nunca, la fatiga del encierro pandémico y el discurso de odio de López Obrador y sus enemigos, genera ruido en la población. El discurso del presidente se desinfló, después del accidente de la Línea 12 del Metro sus palabras ya no tienen el mismo impacto que antaño. Todo pareciera indicar que Don Mario Delgado con todo y atentado le entregará malas cuentas al patrón. Debut y despedida. 

Querido lector, el próximo domingo acudiremos a la urnas a refrendar (o no) el gobierno de la cuarta transformación que presenta más pretextos que resultados.

Cuernavaca, fin de la incertidumbre electoral

A una semana de la elección, la autoridad electoral del estado de Morelos resolvió que el candidato puntero Jorge Argüelles, postulado por PES-Morena cumple con los requisitos de elegibilidad que manda la ley. Sus adversarios políticos buscaron bajarlo por la vía legal, algo que no pudieron lograr en la campaña política. Argüelles es uno de esos candidatos atípicos de Morena que afirma desde la 4T se pueden construir alianzas y gobernar para todos. 

Hasta la próxima querido lector y en tanto cuídese del repunte de covid.

Twitter: @ErosalesA

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.

Lee más de este autor