Nunca le dio tregua. Desde que inició el debate entre los candidatos a la gubernatura de Puebla, el pasado miércoles 17, el priísta Javier López Zavala atacó al abanderado de la coalición PAN-PRD-Convergencia, Rafael Moreno-Valle. Presunto puntero en la contienda, López Zavala debía cumplir con lo que marcan los manuales de la mercadotecnica política: esquivar cualquier polémica, mostrarse como el seguro ganador y, sobre todo, cuidar su ventaja.

En la víspera, su adversario había anunciado que le daría una madriza . Tal vez por eso, el priísta estuvo a la ofensiva, todo el tiempo. Allá él por hacerle caso a sus asesores. Porque con dos frases se mostró tan intolerante y homófobo como el peor.

(Moreno-Valle) propone un gobierno honesto cuando está metido en el hoyo financiero , clamaba López Zavala (traje oscuro, camisa blanca, corbata roja), pero yo no le puedo creer. Seguramente hay funcionarios que cambian de carro, de mujer, pero yo sigo con la misma y vivo en la misma casa, otros cambian de partido y hasta de sexo .

No satisfecho, el priísta utilizó una vez más la diatriba ruin, la descalificación. El candidato de las mentiras que apoya el aborto y que pondrá a niños inocentes en manos de personas del mismo sexo .

López Zavala tomaba el mismo camino que su homólogo zacatecano, Miguel Alonso Reyes, gran perdedor del debate entre los aspirantes a suceder a Amalia García. Dolido por las acusaciones que lanzó en su contra el panista Cuauhtémoc Calderón, por un presunto peculado, reviró con comentarios de mala leche.

(Calderón) Es una gente que no tiene ni formación académica ni preparación política, que surgió hace tres años , acusó, no sabemos de quién es hijo, de quién es sobrino, me parece que es muy preocupante. Yo simplemente preguntaría si le entregaríamos las llaves de la casa o el futuro de nuestros hijos a alguien que se comporta de esa naturaleza .

Grave error. Cierto es que el abanderado panista sólo contó con su madre para crecer y desarrollarse, pero también es cierto que en Zacatecas hay 85,000 madres jefas de familia. Más que absurdo, resulta indignante que haya ese tipo de descalificaciones en las justas electorales. No sobra decir que desde entonces, el panista realineó su campaña, para que justamente uno de los ejes de la campaña sea la familia. La formación personal. Los valores.

Peor estuvo el priísta Mariano González Zarur, único varon en la contienda por la gubernatura de Tlaxcala. A finales de la semana pasada, hizo alusión a sus rivales como ellas, las que tienen faldas . Craso error, si se toma en cuenta que más de la mitad del padrón electoral y de la fuerza productiva en aquella entidad son mujeres.

Más que a la ofensiva, los priístas están haciendo de la ofensa un arma de uso cotidiano en las campañas. Como Jorge Herrera Caldera, en Durango, quien insiste en involucrar al candidato de la coalición PAN-PRD-Convergencia, José Rosas Aispuro Torres, de tener nexos –familiares inclusive– con capos del narcotráfico.

Iguales tácticas utilizó Jesús Vizcarra Calderón en el debate que sostuvo –también el pasado miércoles, por la noche– con el abanderado aliancista, Mario López Valdés, a quien acusó de haber brindado protección a los tenedores de narcotiendistas en Los Mochis.

De las push-polls y las redes sociales, los mensajes denigrantes brincaron a los debates. En voz de los candidatos, directamente. Sin que las autoridades electores hagan algo para frenar la guerra sucia. Lo burdo de las descalificaciones, el grado de encono, sólo es anticipo de lo que veremos a partir del 5 de julio. Golpes. Muchos golpes.

EFECTOS SECUNDARIOS

DEBATE DE LODO. El debate en Puebla fue, en realidad, un intercambio de insultos entre Javier López Zavala y Rafael Moreno-Valle. El tricolor dio los golpes más contundentes: acusó a su adversario de tener escuela y enseñanza en fraudes y de mentir sobre sus logros profesionales, al ostentar falsariamente el grado de Doctor por la Universidad de Harvard y un cargo directivo en el Dresden Bank. El abanderado de la coalición PAN-PRD-Convergencia, por su parte, reviró con una acusación por enriquecimiento inexplicable. Y es que López Zavala, a través de prestanombres, tiene 26 propiedades en Puebla y Veracruz que en conjunto suman 1 millón 800,000 metros cuadrados. Más o menos 38 millones de pesos en bienes inmuebles.

JAROCHOGATE. Golpe por golpe se resolverán las campañas electorales. El PAN zarandeó al gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, al divulgar las conversaciones telefónicas que lo tienen en el ojo del huracán. Ahora, el Mandatario jarocho acude a la PGR para exigir castigo a César Nava, Miguel Ángel Yunes y Enrique Cambranis por haber hecho públicas esas grabaciones. La denuncia está fundamentada y de lo que se trata es de determinar si quien difunde las grabaciones es cómplice del delito de escucha ilegal o autor de la apología del mismo? El artículo 177 del Código Penal estipula: A quien intervenga comunicaciones privadas sin mandato de autoridad judicial competente se le aplicarán sanciones de seis a doce años de prisión y de trescientos a seiscientos días multa .