La primera decena de mayo sirvió como punto de arranque para las campañas que culminarán el 4 de julio y las mediciones previas confluyen: los candidatos del PRI puntean las contiendas para renovar las 12 gubernaturas en disputa.

Las encuestas no son predictivas , explica Francisco Abundis Luna, director ejecutivo de Parametría, uno de los despachos demoscópicos más consultados por partidos y candidatos, pero nos están mostrando una fotografía nítida del momento político que vive México actualmente .

Roy Campos Esquerra, presidente de Consulta-Mitofsky y compañero en esta sección de El Economista, coincide con el argumento y explica el comportamiento de la opinión pública: La gente no está pensando si lo correcto es seguir votando por el PAN, simplemente porque no cree que vayan a seguir en el poder. La gente muestra una preferencia por los candidatos del partido al que le ven futuro y ese partido es el PRI .

¿Los comicios del próximo 4 de julio pueden tomarse como un adelanto de la presidencial del 2012? Ambos encuestadores creen que sí.

Este año –en el que se renovarán poderes locales en 15 entidades de la República–, podrán sufragar casi 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, explica Abundis Luna.

Pinta muy bien para el PRI, gracias, en gran medida, a Enrique Peña Nieto, quien se ha sabido vender como un presidenciable con fuerza, consistente.

En los 12 estados donde habrá elecciones ese superdomingo, no solamente votarán para elegir a su Gobernador, irán a las urnas pensando en el 2012 .

Roy Campos menciona el carácter semipresidencial de los comicios del 2010 e insiste en que los resortes que mueven a los votantes son emocionales, no racionales.

La idea de que el PRI puede hacer un mejor gobierno que el PAN es fácilmente vendible. Mucho más, ante la ausencia de una opción viable en la izquierda mexicana.

Las primeras evidencias del efecto Peña Nieto en los comicios locales podrían registrarse este domingo 16, en Yucatán. Sin embargo, en las últimas dos semanas, la disputa por la alcaldía de Mérida, entre la exsenadora Beatriz Zavala Peniche, del PAN, y la priísta Angélica Araujo Lara, se cerró. Nadie podría asegurar quién quedará en primer lugar el próximo domingo.

EFECTOS SECUNDARIOS

POR CIERTO de acuerdo con la Casa Encuestadora Parametría, que dirige Francisco Abundis Luna, 48% de la población está en favor de aumentar el porcentaje mínimo de votos obtenido por un partido en una elección federal, para que éste conserve su registro.

RETORNO. Alejandra Cullen regresa a la televisión. Del brazo de Francisco Abundis y Raymundo Riva Palacio, la expresidenta del Club Harvard de México reinicia este domingo Primer Día, el programa de análisis político de Proyecto 40. Las emisoras de TV Azteca viven un proceso de relanzamiento que, si mantiene la dirección actual, implicará el regreso a la pantalla chica del periodista Alejandro Cacho, a quien muy pronto podríamos ver en Fuerza Informativa Azteca.

¿FUEGO AMIGO? Esquizofrénico. Así es César Nava, a juicio del diputado federal Manuel Clouthier Carrillo. Resulta que el Presidente Nacional del PAN quiere imponer como candidato a la presidencia municipal de Culiacán al priísta Jesús Manuel Patrón Montalvo, excluyendo nuevamente a la militancia del blanquizul. Si tuviera dignidad, y lleva al cabo esta acción, es presentarle a la sociedad su renuncia para el día 5 de julio , emplazó el hijo del Maquío.

OTRA NAVEADA . Los estrategas del candidato aliancista en Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, están sumamente preo­cupado, mas no por lo que haga –o deje de hacer– el priísta Eviel Pérez Magaña. Resulta que el exgobernador José Murat Casab, con quien habían construido un acuerdo amplio, ya no está tan colaborativo. Y es que las candidaturas que había pedido al PAN y al PRD (varias nominaciones para el Congreso y a la alcaldía de la capital), le fueron denegadas. Si no cumplieron, yo no estoy obligado a nada , reviró el exmandatario.

INSÓLITO. Hace tres meses, le sacaban ¡60 puntos de ventaja! en las encuestas. Aun así, Steve Poizner, precandidato Republicano a la gubernatura de California, siguió adelante en la carrera por la nominación. Y encontró un issue para posicionarse: la penalización de la inmigración ilegal. Esta semana, lanzó al aire un spot en el que se declara en favor de la Ley SB 1070, promulgada por la gobernadora de Arizona, Jen Brewer, y se ubicó en empate técnico de su rival en la interna, Meg Whitman.