El próximo 15 de enero se llevará a cabo la licitación del Tramo 5 del Tren Maya, que se dividió en dos tramos: norte y sur. El tramo norte va de la zona del Aeropuerto de Cancún a Playa del Carmen, abarcando 46.1 km; y el tramo sur, va de Playa del Carmen a Tulum y abarca 59.1 km

Las empresas interesadas en la construcción de este tramo serán las mismas que han participado y ganado en la licitación de los otros tramos. Entre ellas se encuentra Cicsa y FCC Construcción, de Carlos Slim; Mota-Engil, en convenio con China Communications Construction Company; el consorcio integrado por la española Azvi, Construcciones Urales y Gami Ingeniería e Instalaciones de México, entre otras. Sin embargo, se suman nuevas opciones que resultan más competitivas por su experiencia técnica, su responsabilidad social empresarial, o incluso la sustentabilidad de los proyectos. Entre ellas se encuentra el fondo de inversiones BlackRock, cuyos inversionistas tienen entre sus criterios la sustentabilidad para determinar donde ponen su dinero.

Otra es la española Aldesa, que ha desarrollado importantes proyectos en distintas partes del mundo como Polonia, India, Noruega y España, lo que la hace una opción fuerte por los procesos internos de cumplimiento y transparencia, además de su política anticorrupción; dos de los grandes ejes del gobierno del presidente López Obrador.

Se espera que el fallo se de a conocer el próximo 31 de enero y que los últimos dos tramos del Tren los construya la Secretaría de la  Defensa.

Con la noticia de que el Ad Council ha recaudado 37 millones de dólares de donantes corporativos, incluidos Bank of America, Facebook y General Motors, para financiar una campaña de vacunación contra el coronavirus a nivel nacional que busca animar a los estadounidenses a recibir la inyección.

La organización sin fines de lucro, conocida por crear la famosa campaña de prevención de incendios forestales del Oso Fumarola, comenzará a lanzar anuncios de utilidad pública por televisión, Internet y redes sociales para combatir la desconfianza y las dudas frente a la vacuna.

Los principales donantes que apoyan la campaña incluyen a Walgreens y Walmart, así como a organizaciones sin fines de lucro como la Asociación Estadounidense del Corazón, dijo el grupo. El Ad Council busca recaudar 50 millones de dólares para desarrollar el programa educativo.

El grupo pondrá especial atención en el desarrollo de mensajes que alcancen a las minorías, quienes tienen una mayor probabilidad de desconfiar en la industria de cuidado de la salud.

Lo anterior, debido principalmente a décadas de tratamientos desiguales y casos bien documentados de discriminación.

Con la noticia que General Motors acaba de subirse al jugoso negocio de vehículos eléctricos de reparto, luego de que su presidenta ejecutiva, Mary Barra, reveló los planes para que sus primeras vans comerciales BrightDrop se entreguen a FedEx a fin de año.

La medida pondrá a General Motors en plena competencia en el sector comercial con su rival Ford Motor Company, así como con empresas emergentes como Rivian, Arrival y Canoo, que están desarrollando vehículos comerciales eléctricos para clientes que van desde Amazon a Hyundai Motors.

Impulsado en parte por la pandemia de Covid-19, General Motors estima que el mercado estadounidense de entrega de paquetes y alimentos aumentará a más de 850,000 millones de dólares de cara al 2025.

Se trata pues, de un sector en que el líder de ventas de vehículos eléctricos, Tesla, de Elon Musk,  aún no ha incursionado.

El magnate de los casinos, Sheldon Adelson, construyó lujosos palacios de juego que lo convirtieron en uno de los hombres más ricos del mundo y quien fue un defensor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, murió a los 87 años. Adelson, que dirigía la mayor compañía de casinos del mundo, Las Vegas Sands, murió el lunes por la noche por complicaciones relacionadas con el tratamiento de un linfoma no Hodgkins.