El pasado martes 28 de febrero se llevó a cabo la segunda audiencia hacia la elaboración de la Ley Agrícola de Estados Unidos 2012. En esta ocasión, el tema central fue el fortalecimiento de estrategias para la conservación. Entre éstas, el Programa de Reservas para la Conservación (CRP, por sus sigla en inglés).

El CRP paga rentas anuales a los productores de commodities en Estados Unidos por abandonar la producción durante un periodo de 10 a 15 años con el fin de mejorar la calidad del suelo, reducir la erosión por escurrimientos de agua, conservar cubiertas vegetales e incrementar las poblaciones de fauna silvestre.

De acuerdo con el titular del Servicio de Conservación de Recursos Naturales, después de 25 años de operación del CRP, la erosión del suelo se ha reducido en 40 por ciento.

Al 30 de septiembre del 2011 existían 76.6 millones de hectáreas en el programa, de las cuales 20% o 2.6 millones de hectáreas vencerán al término del año fiscal 2012.

El que estos contratos se renueven o no es la interrogante recurrente en el Senado. Tanto el valor del suelo agrícola como el precio de los commodities se encuentran en posiciones históricamente elevadas, lo que reduce lo atractivo de los contratos CRP.

Los pagos de los CRP se fijan en un concurso nacional en el que cada productor propone un monto de acuerdo con el valor de la renta local.

A finales del 2010 los pagos CRP promedio fueron de 126 dólares por hectárea a nivel nacional, mientras que la producción de maíz tuvo una rentabilidad nacional promedio de 247 dólares por hectárea.

En el 2011 la rentabilidad estimada fue de 723 dólares por hectárea y para el 2012 se proyecta en 437 dólares por hectárea.

Con el fin de mantener el impacto del CRP, sería conveniente sustituir los suelos que concluyen su ciclo mediante la inclusión de nuevos suelos erosionados al programa con un incremento al pago de las rentas anuales, para lo cual se tendrá que disminuir el área a apoyar.

Al mismo tiempo, se deberán enfocar los esfuerzos para que los productores que reinicien actividades adopten prácticas de agricultura sostenible que aseguren tanto la provisión de los commodities como la sostenibilidad de los recursos naturales a largo plazo.?

*Beatriz Margarita Zavariz Romero es especialista de la Subdirección de Diseño de Programas en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. ?

[email protected]