El gobierno de México recién dejó en claro ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que no apoya la legalización de la mariguana con todo y la tendencia legalizadora que ya se vive en 19 estados de Estados Unidos y en Uruguay , y que no tomará acciones unilaterales sobre el tema. Por el contrario, México está dispuesto a discutirlo y empeñado en trabajar por una mayor difusión a nivel internacional de los daños a la salud que provoca la mariguana.

En principio, el equipo de la secretaria de Salud, Mercedes Juan, ya prepara una reunión bilateral con sus contrapartes en Estados Unidos para empezar un diálogo serio y, en principio, analizar con mayor profundidad los efectos nocivos de la mariguana en la salud humana. El objetivo es tener impacto multilateral y posteriormente incidir en el tema en la OEA, y trabajar con la Comisión Interamericana contra las Adicciones (Cicad) con sede en Washington.

De parte de México, quien tiene la encomienda de sacar adelante este encuentro es el titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Fernando Cano Valle, junto con Francisco Navarro Reynoso, titular de la Coordinación de Hospitales Federales de Referencia. El doctor Cano Valle asegura que hay gran voluntad de parte de Estados Unidos por discutir el tema y realizar dicha reunión bilateral pues el país vecino a nivel federal no necesariamente está en favor de la legalización de la cannabis, con todo y que sus estados a nivel local la estén legalizando en diferentes grados.

Hace unas semanas, en diciembre, hubo una reunión de la OEA en Colombia para hablar sobre el tema, y ahí cada país manifestó abiertamente su posición. El Canciller de Uruguay dejó en claro que con la legalización estaban entrando en un experimento social, y se quedó establecido que el resto de América Latina no está dispuesto a participar.

En esa reunión nos cuenta el doctor Cano Valle México distribuyó un cuaderno editado por Conadic en el cual se abordan los efectos de la droga en la salud, sus posibles usos médicos y las políticas públicas existentes en torno de la legalización en diferentes países, pero en particular detallando las alteraciones que el abuso de la mariguana provoca en el organismo: neurológicas, respiratorias, cardiovasculares, cognitivas, psiquiátricas y en el sistema inmune. Fue tal el recibimiento de la publicación que será reeditada en versión bilingüe (español e inglés) para distribuirse en Estados Unidos y también fue solicitada por Colombia.

Un punto también importante que México hizo ver en dicha reunión multilateral donde de parte de México, además de Salud, participaron la PGR, la Sedena y la Secretaría de Marina, encabezados por la Secretaría de Relaciones Exteriores, comandada por José Antonio Meade fue la importancia de no tomar determinaciones unilaterales y respetar el marco internacional, a las cuales México en principio acata.

En este marco, la Conadic nos informa que el programa de Salud del presidente Enrique Peña Nieto establece una política de atención a las adicciones desde el primer nivel de atención médica. Entre los puntos inmediatos, está crear un centro de capacitación a médicos generales que se ubicará en el Hospital General en la ciudad de México, con miras a que los efectos de cualquier droga sean atendidos en las 5,000 unidades asistenciales del país y las 25,000 unidades hospitalarias. Esto implica ya no limitarse a atender las adicciones en 350 clínicas específicas y 115 centros de integración juvenil, evidentemente insuficientes, y que por lo mismo hay un boom de clínicas privadas que en su gran mayoría no ofrecen la atención adecuada.

Twitter: @maribelrcoronel